Póker a la popular alcaldesa de carcaixent. Por David Pedron. Carcaixent, Valencia

Póker a la popular alcaldesa de carcaixent

DAVID PEDRÓN TAMAYO. Candidato alcaldía PSPV-PSOE a Carcaixent

Seguro que muchos ciudadanos están pensando que ya ha llegado el momento de poner final a esta partida política que se ha llevado a cabo en Carcaixent durante los últimos años. Cuatro han sido las legislaturas que les han bastado a los populares para sumir a esta ciudad emergente en un colapso social, urbanístico, laboral, y también económico. Cuatro palos de la misma baraja, por emplear una terminología ludópata y alejada del parchís. Cuatro cartas de esta partida democrática, que el Partido Popular y Lola Botella a su cabeza, nos ha hecho perder.

Una partida que ha durado 16 años y, durante este tiempo, los gobernantes nos han endeudado lo que no está escrito, gastando el dinero siempre por encima de sus posibilidades de gestión, han hipotecado nuestro futuro hasta el año 2035. Sus pleitos urbanísticos están empezando a caer sobre todos los ciudadanos como una losa de granito. Incluso hemos llegado a escuchar, no siempre libre de un cierto tono cínico: «Sí, hemos de pagar 1 M de ?, pero hubieran podido ser 3, aún hemos salido ganando».

Colapso social. As de corazones. Debemos de destinar en una época de crisis el dinero público en beneficio de las personas, y más cuando la crisis provocada por los bancos las ha desahuciado, las ha dejado sin nada que llevarse a la boca. Han sido los bancos de alimentos los que han echado las dos manos, no los falsos políticos, que han racaneado todo lo posible los recursos municipales en lugar de dar soluciones.

Megaproyectos urbanísticos. As de picas. Testimonio tenemos en nuestra ciudad de proyectos urbanísticos que han quedado en sólo una estructura, en planos y otros en papel mojado. Algunos fueron considerados en el transcurso de esta megalómana partida «proyectos futuribles». Futuribles quiere decir sin futuro. Proyectos que se hicieron sólo para que ganara la banca. Ni que estuviéramos jugando al Monopoly. Ya nadie recuerda, el prometido teatro-auditorio, ni el nuevo polígono industrial, ni el nuevo centro de salud con especialidades, ni la nueva sede de la Universidad Católica, ni el nuevo archivo municipal. Tampoco se recuerda la prometida salida directa a la A-7. Todo quedará en un farol de cartas, típica argucia popular. De la luz o de las pocas luces, otro día. Aún recuerdo el megaproyecto Barxeta 2, publicitado hasta la saciedad política, el nuevo polígono industrial, sin llegar a terminar las aceras del primero.

Dos iban a ser los puentes sobre el barranco de Barxeta, solamente uno vio la luz y fue gracias al Plan E. Las únicas beneficiadas, las ranas. A quien le amarga un dulce, teniendo las arcas tan vacías. Y con todo esto llegó la Confianza, la Generalitat generosa donde las haya con los dineros públicos, remató el envite para conseguir una anhelada escalera de color, luciendo un nuevo traje, con el Plan C.A.M.P.S.

Precariedad laboral, clientelismo. As de trébol. Éste sí, éste no. Sí, no, sí, no. El comodín pro.car.sa ha dado sus frutos, los peones de la partida, eran convertidos en naipes de corazones o de diamantes, y al final de cada cuatro años en papeletas horneadas y depositadas democráticamente dentro de una urna. Todo ha quedado en papel, pero papel mojado. Proyectos envueltos en un papel caro de cientos o miles de millones de euros, echados por el inodoro de esta infame partida.

Colapso económico. As de diamantes. Póker a la economía local. Todos los recursos se han destinado a pagar deudas propias y ajenas. Satisfacción en la prensa por haber conseguido reducir este colapso. Como siempre pensado poco en los ciudadanos, que con sus impuestos han hecho posible esta reducción. Ahora que se acercan las elecciones, nos harán un regalo, como si no los conociéramos. Una partida donde los ciudadanos somos los que más hemos perdido, con subidas del IBI al 0,9, que en 10 años verá duplicado su cuantía, con la pérdida de espacios donde el remitente es desconocido, más claro, Correos. Nos ahogaremos, pero estaremos limpios con piscina encubierta. Alguno de los dirigentes municipales tendrá que tomarse alguna infusión, poleo o incluso una gigantesca tila para que no le duela más el estómago de esta larguísima digestión de? póker.

Los ciudadanos ponemos el corazón en cada legislatura, esperamos siempre de las personas elegidas que realicen una buena gestión, pensando en el bienestar de todos. Esperamos y espero.

Publicado en Levante-emv el 3 de enero 2015

Leer más

Fabra, muriendo para perder

FABRA: muriendo para perder

El esperpento se cierne sobre Fabra. Su capacidad de humillarse y ridiculizarse no tiene limites. Un presidente que no ha votado la ciudadanía y que nadie en Génova se atreve a avalar. Ahora quiere ser un candidato con firmas que se le niegan porque en él no confían ni propios ni extraños.

Fabra es la imagen de la debilidad Politica, orgánica e institucional. La negación en si misma. Después de su fracaso político, aún insiste en torturarnos buscando su reafirmación para encabezar, arrastrándose y humillándose, la candidatura del PP a la Generalitat. Sí, esa a la que él y todos los dirigentes del PP valenciano y español han destrozado y hundido.

Que se atreva a tener coraje y organice unas primarias dentro del PP. Los socialistas hemos sido pioneros, con clara iniciativa, y ahora nos siguen Izquierda Unida, UPyD y Compromis.

Que se deje de firmas y avales y de esperar encuestas internas. Que se deje de esperar al dedo endiablado de Rajoy y tenga la valentía que nunca ha demostrado presentándose a unas primarias dentro del PP.

Y así a ver si Rus o Rita se presentan y compiten. Y lo que nos reiremos…

IMG_3695.JPG

IMG_1888.JPG

Leer más

Rita Barbera, culpable. Por Rafa Sanchis. Valencia

Rita Barberá, culpable

RAFA SANCHIS Sabemos los que vivimos en Valencia de la capacidad camaleónica, de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, para camuflarse a la hora de asumir su culpabilidad como máxima responsable del gobierno municipal, ella es la alcaldesa-presidenta del Ayuntamiento de Valencia, sus concejales y concejalas tienen delegadas sus competencias (las de la alcaldesa), en las distintas áreas que el gobierno municipal tiene. Nunca Rita Barberá ha asumido ninguna responsabilidad, y las tiene todas, como primera munícipe, claro esta excepto, cuando ha tenido que inaugurar algo o asistir a esas comidas que organizan para los y las pensionistas, con claros tintes electoralistas. Rita Barberá es responsable de todo lo que pasa en nuestra ciudad, ella hay que decirlo alto y claro, es la que ha ridiculizado y hundido la imagen de Valencia y de sus ciudadanos y ciudadanas ante España y el resto del mundo. Ella se empeño en poner a nuestra ciudad en el mapa, y por desgracia para los y las que vivimos en ella, lo consiguió, pero en el mapa del ridículo más espantoso. La alcaldesa es la embajadora del despilfarro, la mentira y la sumisión.

Cuando Joan Calabuig, portavoz del Grupo Socialista Municipal, incide en su responsabilidad en el aumento del desempleo en Valencia, ella como es habitual, contesta que no tiene competencias, cuando le recuerda que lideramos, por desgracia, el aumento de la pobreza infantil y la exclusión social, también huye con la misma respuesta: «no es competencia municipal». Pero no puede huir de su culpabilidad en el aumento del desempleo en la ciudad, en la falta de inversión en los barrios, de esos grandes eventos que tanto le gustan y que tan poco han aportado al conjunto de los ciudadanos y ciudadanas (Fórmula I, visita del Papa, Copa Amárica€) ; de la corrupción: caso Noos, aunque este imputado su vicealcalde, del caso Emarsa, del despilfarro en Feria Valencia€ha sido la más sumisa ante los gobiernos del PP (Aznar y Rajoy) a la hora de pedir inversiones en PGE para Valencia, pero si ha sacado pecho ante los gobiernos de Zapatero, que han sido de los que más dinero han aportado en sus legislaturas a nuestra ciudad.

Valencia es hoy una ciudad, por su gestión, de las menos amables del arco mediterráneo, acabó incluso con eventos, que si pusieron a Valencia en los circuitos culturales de Europa y los países mediterráneos (Mostra de Cinema del Mediterrani, Cinema Jove€).
Hay que incidir en el mensaje de su clara responsabilidad, es más, que es la única culpable de las políticas erráticas, que han hecho que Valencia este en ese mapa del ridículo que tanto le gusta. Rita Barberá con su arrogancia, debe cargar con el peso de su culpabilidad, por haber hecho que hoy nuestra Ciudad sea una de las que menos ha avanzado en estos casi 25 años de su mandato, que llegará a su final el próximo 24 de mayo de 2015.

Rafa Sanchis es miembro de la ejecutiva Comarcal del PSPV-PSOE de Valencia
Publicado en levante-emv el 12 de diciembre de 2014

IMG_3921.JPG

IMG_3695.JPG

Leer más

Datos de contacto

c/ Blanqueries, 4
46003 València
622 77 17 56
correo@francescromeu.es

Accesos directos