El vicesecretario y portavoz del PSPV-PSOE apunta que ”es urgente que quien más tenga sea quien más contribuya a mantener el Estado de Bienestar”
El vicesecretario y portavoz de la Comisión Ejecutiva del PSPV-PSOE, Francesc Romeu, ha instado hoy al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha pasar “de las palabras a los hechos y aplicar de manera urgente el impuesto de patrimonio para que quien más tenga sea quien más contribuya a mantener el Estado de bienestar”. De hecho, Romeu ha apuntado que, por el momento, “no tenemos ningún motivo para confiar en que el Consell recupere este impuesto, sobre todo porque Fabra tuvo oportunidad de incluirlo, tal como le hemos reclamado hasta la saciedad los socialistas valencianos, en el momento en que presentó los presupuestos de la Generalitat y no lo hizo”
Con este impuesto, el Consell recaudaría 75 millones de euros, procedentes de 19.000 valencianos que tienen un patrimonio declarado superior a 700.000 euros. Es ingreso “podría servir para crear 245.000 empleos para jóvenes o para pagar el sueldo de 2.500 profesores, con lo que se podría mejorar la situación en que se encuentra la educación valenciana. Por eso, desde el PSPV ya registramos una proposición No de Ley de urgencia en Les Corts en la que instamos al Consell a recaudar este impuesto, que nos parece fundamental y urgente”, ha remarcado Romeu, quien lamenta que este cambio de actitud del PP valenciano “no se haya producido mucho antes, cuando se presentaron los presupuestos, que era el momento creíble para reorientar la política económica del Consell”.
El portavoz del PSPV ha insistido en que “no se ha recortado ni donde se debía ni en el momento en que era más necesario, y ahora posponen al año 2013 la recuperación de este impuesto, cuando la Generalitat ya está en quiebra y está siendo intervenida de facto por Génova y el Gobierno de Rajoy, que tampoco ha sabido tomar medidas para ayudar a los valencianos”. Por eso, Romeu ha apuntado que “queremos una amplia reforma fiscal para que los que más tienen contribuyan al mantenimiento del Estado del bienestar y que no sean los parados, la clase media valenciana ni los trabajadores público quienes paguen la crisis que han generado los 17 años de gobierno del PP con su despilfarro y su corrupción”.
Finalmente, Romeu ha remarcado que “no podemos seguir confiando ni un segundo más en un Consell que nos oculta información, que demuestra cada día su mala gestión y que supone una amenaza constante para los ciudadanos valencianos. El discurso progresista que pretende hacernos creer Fabra no puede tratar a todos por igual, sino que debe poner en marcha medidas para proteger a los más desfavorecidos”