El vicesecretario y portavoz del PSPV-PSOE apunta que “en vez de dar mimos a quienes no deberían estar sentados en una institución pública debería defender los derechos de los valencianos”
El vicesecretario y portavoz de la Comisión Ejecutiva del PSPV-PSOE, Francesc Romeu, ha instado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a “desautorizar públicamente al portavoz del PP en Les Corts, Rafael Blasco, quien ayer dedicó unas palabras de ánimo y afecto a sus compañeros imputados, mientras que no se acuerda de los valencianos que están sufriendo cada día por los recortes aplicados por su partido”. De esta manera, Romeu ha apuntado que “me parece una grave falta de respeto, sobre todo porque alguien que está implicado en un caso de corrupción ni siquiera debería ocupar un escaño como representante de los ciudadanos en una institución pública”.
En ese sentido, el portavoz de los socialistas valencianos ha señalado que “Fabra debería tomar medidas contra quienes, por lanzarle un órdago más dentro de su batalla interna, insultan a la inteligencia de los valencianos, que tienen que soportar cómo desde el PP se mima a los imputados por casos de corrupción mientras son ellos quienes debe pagar con esfuerzos económicos y recortes sociales el despilfarro al que los populares han sometido a esta Comunidad durante los últimos 17 años”. “Respeto la presunción de inocencia”, ha matizado Romeu, “pero quienes sí son inocentes son los ciudadanos que van a ver reducido su nivel económico y su cobertura social, sanitaria y educativa, y a los que se está tratando desde el PP como únicos culpables de la mala gestión que ellos han llevado a cabo de forma sistemática desde que gobiernan. Suponen una amenaza continua para la estabilidad de los valencianos, por eso deberían empezar a hacer a la idea de que su ciclo en las instituciones ha terminado”
Finalmente, ha pedido a Fabra que “arregle sus batallas internas en casa y trate de calmar a sus compañeros de partido que, para evidenciar la situación de debilidad en que se encuentran y el miedo que empiezan a tener al futuro que les espera, protagonizan gestos que siguen perjudicando la imagen de esta Comunidad y que molestan a los valencianos, que ya están cansados de sus engaños y manipulaciones”. Asimismo, ha lamentado “la situación que vive en estos momentos Fabra y el PPCV, que ve como desde Génova nadie quiere enfrentarse a ser testigo de su próximo congreso, donde quedará en evidencia su gran debilidad. Sin embargo, esto es algo que debe solucionar lo antes posible para que no perjudique todavía más a quienes ya se sienten castigados por sus equivocadas actuaciones”