El vicesecretario y portavoz del PSPV ha apuntado que “una vez más los datos ponen de manifiesto la ineptitud del Consell para gestionar el dinero de los valencianos, que ahora tendremos que pagar 735 millones de intereses por las deudas que acumulaba la Generalitat
El vicesecretario y portavoz del PSPV-PSOE, Francesc Romeu, ha lamentado que, “una vez más, las cifras nos dan la razón y desvelan que la mala gestión y el despilfarro del PP vuelve a ponernos a la cabeza de las comunidades más endeudadas de España”. De este modo, Romeu ha remarcado que “la ineptitud del Consell para gestionar el dinero de los valencianos es palpable y ahora se traduce en los 735 millones de intereses que tendremos que pagar por las deudas que ha acumulado la Generalitat”.
Esta suma proviene del préstamo que el ICO ha abonado para que la Generalitat pudiera hacer frente a las facturas pendientes con proveedores, y que habrá que pagar a 10 años con sus correspondientes intereses. Sin embargo, “este dinero únicamente acaba con una parte de la deuda del Consell, que todavía tiene asfixiados a la gran mayoría de ayuntamientos”, ha apuntado el portavoz socialista, quien ha señalado también que “las facturas que se han pagado corresponden a años anteriores, pero hay que tener en cuenta que el PP vuelve a acumular deuda desde el 1 de enero de este año, un dinero que no sabe cuándo podrá abonar y que perjudicarà gravemente a empresas y particulares”.
Romeu ha apuntado que “el PP sigue siendo una amenaza para los valencianos, que cada día ven como esta comunidad acapara portadas por temas como la deuda, los escándalos de corrupción o las medidas extremas de recorte, ninguno beneficioso para nuestro presente ni para el futuro”. En este sentido ha señalado que “por mucho que el presidente Fabra se empeñe en dar imagen de grandeza y poderío en grandes eventos como la Fórmula 1, a quienes por cierto sí paga puntualmente, la realidad es que está al frente de una comunidad gravemente dañada por los 17 años que el PP lleva gobernando, y en los que no ha hecho otra cosa más que favorecer intereses personales y llevar a la ruina los intereses comunes”.Por eso, el portavoz de los socialistas valencianos ha pedido al presidente Fabra “que reconozca de una vez su incapacidad para gestionar esta Comunidad. Es hora de pedir perdón y asumir que han mantenido una política errónea. Por el bien de todos los valencianos deberían facilitar los consensos necesarios para salir de esta situación y propiciar la regeneración democrática que tantas veces les hemos reclamado. Es evidente que la única alternativa somos los socialistas valencianos, así que ya es momento de que lo asimilen y empiecen a dar pasos atrás, porque nosotros no toleraremos que sean los ciudadanos quienes paguen las incompetencias políticas del PP”.