Serafín Castellano dice que “ellos (los del PP) están reprobando estas actitudes y simbologías fascistas que no respondan a lo que es la Constitución y la democracia, las libertades y los derechos de los ciudadanos” También dice que “su partido no es el único que hace este tipo de apologías, ya que hay otros partidos con símbolos independentistas y republicanos y no se les hace nada”.

Así piensa el secretario general del PP y, en vista de su silencio, el presidente Fabra. Si los dirigentes del PP valenciano de atreven a comparar las actitudes fascistas de sus jóvenes con los valores que significa la república, es que no tienen ni conciencia democrática, ni saben de historia, ni tienen moral.

Apología fascista es defender la represión, asesinatos, privación de derechos y libertades, control militar, tecnocracia política sin responsabilidades. Muerte de la libertad.

La república supone la defensa de la democracia, la igualdad y la libertad los ciudadanos en paz. El desarrollo personal y colectivo sin represión.

La catadura moral de FABRA y de Serafín castellano es digna de reprobación por cualquier demócrata. Sus manifestaciones, permisividad con los gestos a favor del fascismo de la muerte envenenan la convivencia. Ya sobran. No sólo por su nefasta gestión al frente de los intereses valencianos, sino también por verbalizar lo que realmente piensan y son.

No nos merecemos, ni queremos, ni apoyamos como pueblo insultos y atentados a nuestra inteligencia y a nuestra convivencia en paz.

20130821-103318.jpg