Las familias españolas llevan padeciendo la cuesta de septiembre durante todo el año, pero la incapacidad del PP para gobernar agrava los recursos y la capacidad de nuestros hogares. El PP nos lleva a un precipicio por su falta de capacidad para garantizar el progreso de la mayoría y la convivencia en paz. Se limitan a ser los líderes de los recortes y ajustes como únicas medidas a aplicar; sin más dotes para gobernar que las indiscriminadas tijeras en perjuicio siempre de los más débiles, entre cacerías, juzgados, manifestaciones fascistas y campañas publicitarias diseñadas por algún entrenador de coaching.

El gobierno de Fabra es el máximo exponente en el PP de la incapacidad y de la falta de iniciativa. No conocemos ni una sola medida seria para fomentar el empleo y apoyar a las pequeñas y medianas empresas, entramado prioritario en nuestra tierra.

Además, el PP ha gastado a manos llenas durante los últimos 20 años en la Comunitat; olvidando la apuesta por las infraestructuras reales, educativas, sanitarias y sociales que realmente necesitamos los valencianos. Su hora ha llegado. Su fin lo evidencian ellos mismos.

Frente a las políticas del PP que protegen los intereses de unos pocos para salvaguardar intereses personales, los socialistas seguiremos presentando la alternativa clara de gobierno, que se verá reforzada en la CONFERENCIA del PSOE del próximo mes de noviembre, donde se forjarán las líneas maestras y de actuación propositiva del próximo gobierno socialista frente a un gobierno del pp corrupto, mentiroso y responsable de la enorme brecha social que ya existe en nuestro país.

Los socialistas valencianos iniciamos el nuevo curso con la denuncia sistemática en la Comunidad Valenciana, que lidera los puestos de déficit, desempleo y fracaso escolar y de mayores injusticias sociales, por la inactividad de Fabra y del despiste generalizado de su gobierno. El estilo Rajoy de no dar explicaciones y dejar pasar el tiempo para que desaparezca el tumulto se ha contagiado a todo el PP. Pretenden que seamos el pueblo los que nos responsabilicemos de esta situación, creando una sociedad que marcha a dos velocidades.

Por culpa del PP y su inutilidad manifiesta, el inicio de curso político para Fabra le va a evidenciar el fracaso de un modelo caduco y de despilfarro. Por culpa del PP los valencianos no vamos a tener cuesta de septiembre, si no un verdadero precipicio.

20130828-131743.jpg