Hoy lunes, una reflexión de Juanvi Fornés, secretario de formación PSPV-PSOE de la provincia de Alicante sobre la conferencia política del PSOE de noviembre

20130908-095953.jpg

Los plazos se van cumpliendo en el PSOE y el tiempo se nos agota. Parece la predicción de un agorero pero, en realidad, no es más que la visión de quien considera que se ha perdido el tiempo en demasiadas ocasiones.

La Conferencia Política que se celebrará en noviembre no puede ser una más. De hecho, no debería tratarse de un intento más de lavar la imagen de nuestro denostado partido. De nada servirán resoluciones que después quedarán guardadas, perfectamente encuadernadas, en un cajón, esperando a que tal vez alguien se atreva a ponerlas en práctica.

De esa conferencia política debe salir un discurso perfectamente articulado pero lo que aún es más importante, un discurso que recoja, incluya y defienda lo que la sociedad nos está reclamando como auténtica opción de gobierno que somos.

Más allá de quién será el líder o lideresa del proyecto, el PSOE debe entender que las oportunidades se van acabando y que hay otras fuerzas políticas que, a pesar del mal momento por el que pasamos, despiertan mayor interés entre el electorado.

Hemos pasado meses hablando y especulando sobre nombres, dejando a un lado lo que el parado, la estudiante, el trabajador, la autónoma, etc. nos estaba haciendo llegar a través de los medios de comunicación, las redes sociales e incluso a viva voz.

Se nos ha amontonado el trabajo, en parte por la falta de reacción ante los estímulos pero también por la inoperancia de un partido que sigue falto de modernización y organización efectiva.

Para la celebración de la Conferencia Política se decidió recorrer un camino previo durante el cual se han tratado temas de máximo interés. No obstante, los ciudadanos y ciudadanas del Estado español esperan algo más que un puñado de papeles con propuestas que después no se aplicarán. De ahí que los seis foros que ya se han celebrado, como paso previo, tienen que ser vinculantes en el futuro más inmediato.

Se ha hablado de la importancia de Europa y del papel que deberíamos jugar en ella; de propuestas para el crecimiento económico; de reformar el sistema fiscal para reducir las desigualdades que presenta el actual modelo; de la regeneración democrática que tantas veces nos ha exigido la ciudadanía y la propia militancia; de igualdad y del sostenimiento del Estado del bienestar, tan perseguido por el Gobierno del Partido Popular. Pero, una vez tratados todos estos temas, recogidas las propuestas, analizadas y aprobadas, ¿seremos capaces de darles la categoría de vinculantes? ¿Seguiremos dejando pasar las oportunidades que todavía tenemos a nuestro alcance?

La sociedad espera una respuesta que va mucho más allá de un nombre, un compendio de ideas y propuestas. Espera un proyecto sólido que desbanque al Partido Popular y rescate lo que a través de su gobierno han secuestrado. Ese es el objetivo y si lo perdemos de vista, no solo estaremos faltando a nuestro deber como socialistas; estaremos fallando a nuestros principios.

20130830-140712.jpg

  1. Jesus Villar says:

    Es una oportunidad que no podemos dejar pasar, por el bien de nuestro partido y por lo que esperan los Ciudadanos de nosotros.

Comments are closed.