20131112-142611.jpg

El cierre de RTVV es una barbaridad más del PP valenciano consentida por Rajoy, un atentado a nuestra cultura, lengua y vertebracion social y territorial. El actual Gobierno de la Generalitat Valenciana, por poco tiempo, mientras nos daba lecciones de valencianía ha estado atentando diariamente contra nuestro pueblo valenciano, su convivencia y sus instituciones, dejándonos ante el esto de España como ciudadanos de tercera.

Fabra ha mostrado ser un President insensible, autoritario, alejado de la realidad y que se burla de las instituciones valencianas y de los valencianos. Su explicación ante el cierre de nuestra RTVV ha sido un acto de cinismo y demagogia; confrontando los derechos sociales frente a su mala gestión de los recursos, culpando a los trabajadores de lo que realmente ha sido la inutilidad política del Consell por no saber gestionar una nueva adaptación de nuestro ente público.

Dirigentes corruptos, despilfarro de recursos y manipulación informativa han sido los caprichos del PP en RTVV y ahora somos el pueblo valenciano los que pagamos las consecuencias y los que gritamos bien alto !Canal 9 NO ES TANCA!

Pero no lo olvidéis: Seguro que el cierre de canal 9 tiene algún truco, negocio para amigos, grupos mediáticos que se verán favorecidos…los amigos de la derecha.

Fabra debe irse. Está bajo sospecha hasta con los registros de la Policía Judicial en la sede de Canal 9. Debe irse ya por ser un President incapaz que no lo quiere el pueblo valenciano, ni la misma Cospedal que lo nombró. Yo ya hace más de un año pedí desde Alicante en rueda de prensa la dimisión de FABRA y elecciones anticipadas. Ahora las pedimos todos juntos para que FABRA se vaya y nos deje vivir en paz.

!Que ya está bien!

20131112-142641.jpg

20131112-142651.jpg

  1. Hola,

    Voy a copiar aquí el mismo comentario que hice ayer en un blog de un militante del PSPV, que creo que viene al caso:

    Cuando se defiende que no se cierre Canal 9 creo que se hace de forma abstracta, es decir, porque queremos que haya una TV pública en valenciano y no porque nos haya gustado algo de lo que había hasta hace una semana. Todos tenemos más o menos claro que si se cierra Canal 9 no se va a abrir otra TV pública, pues lo que hará el PP es vender las instalaciones y la licencia a una empresa amiga. Por eso pedir que se cierre que ya llegaremos nosotros y levantaremos esto (Montoro dixit) no parece realista.

    Por otro lado la sensación que tenemos con los trabajadores de Canal 9, por lo menos yo, es ambivalente. Yo no puedo negar el hecho de que en muchos más sitios que en Canal 9 los trabajadores se ven coaccionados por la dirección para realizar acciones poco éticas. Los trabajadores, necesitados de un sueldo y sometidos al servilismo económico, la mayoría de veces tragan aunque no les guste lo que hacen.
    De este tipo de gente debe haber en Canal 9 y por tanto no puedo decir ese “que se jodan” (A.Fabra dixit) que muchos dicen. No es justo ni es serio.

    Ahora, muchos de los que quedaron en Canal 9 después del ERE eran justamente los enchufados y los pelotas, y los que validaron toda aquella corrupción informativa. Y estos solo han levantado la voz ahora cuando se han visto en la calle. Esa actitud me parece interesada y poco digna.
    Ahora ¿cómo distinguir unos de otros? Yo no lo sé. Habrá que ver caso por caso pero en principio yo no voy a señalar a la colectividad como traidores a la valencianía por defecto. No me atrevo. Si hablamos de casos particulares me mojaré más.

    Así pues estamos hablando de un símbolo, de una idea y de un principio, la TV pública en valenciano, más que de Canal9 en sí. Y por eso estoy en contra del cierre, por mucho que no me acabe de creer algunas de las escenificaciones de estos días.

    Saludos,

Comments are closed.