El Consell ha desembolsado 22 millones a la empresa Aguamarga, en concepto de gestión de los estudios del complejo cinematográfico ubicado en la provincia de Alicante, por los contratos suscritos entre los años 2000-2010.

El montante total de las facturas abonadas a Aguamarga asciende a 22 millones de euros cuando el contrato suscrito contemplaba un gasto de 1,2 millones anuales en concepto de canon por la gestión de los estudios, que si se multiplica por los 10 años de vigencia del contrato suma 12 millones.

El Consell se ha gastado 22 millones de euros –además de los 265 en la construcción- en gestionar un proyecto que ha resultado un fracaso.

En estos 14 años de existencia de Ciudad de la Luz en sus estudios tan solo se han rodado 60 películas porque se han subvencionado, no por mérito del Consell o Aguamarga.

Todo esto constituye un ejemplo de la gestión ruinosa del Consell y la opacidad que caracteriza la gestión de los grandes eventos del PP a lo largo de sus 18 años de gobierno.

Es otro ejemplo más de la forma de actuar del PPCV: opacidad, falta de transparencia y obstáculos al control político.

Fabra, debe explicar cuánto dinero del que se ha derrochado en la Ciudad de la Luz vamos a recuperar los valencianos y debe asumir responsabilidades políticas de la ruina de un proyecto que pagamos todos los valencianos.

Fabra no puede esconderse y no puede esperar a que sean los jueces otra vez los que decidan. Además, el PSPV va a exigir la comparecencia de la consellera Catalá para que dé cuenta en Les Corts.

20131227-112941.jpg

20131227-113008.jpg