El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, ha asegurado que el copago farmacéutico hospitalario decretado por el Gobierno de Rajoy se pondrá en marcha durante el primer trimestre de este año.

Esta medida afectará a fármacos destinados a pacientes con enfermedades oncológicas, hepatitis, inmunológicas o reumáticas.

Otras autonomías están presentando recursos judiciales e incluso comunidades como Castilla y León gobernadas por el PP han sido muy críticas.

Sin embargo, el PP valenciano ha rechazado diversas iniciativas presentadas por el PSPV-PSOE en Les Corts como la Proposición No de Ley que exigía su retirada, cuando el PP sí que aprobó una propuesta similar en Castilla y León.

No tiene ningún sentido que el PP siga aprobando medidas que se ceban con los enfermos y castigan y empobrecen a los más vulnerables.

El PP con su actitud está demostrando una vez más su gran insensibilidad hacia personas que sufren enfermedades graves.

Las justificaciones del PP son totalmente infundadas, ya que, aseguran que esta decisión servirá para lograr un uso racional de los medicamentos cuando este copago solo afecta a los hospitales pues son fármacos que prescriben los médicos y no se pueden comprar en las farmacias.

Este nuevo copago agravará la situación de estos enfermos que están sufriendo las consecuencias de los copagos ya existentes.

El PP sigue con su política de desmantelamiento del Estado del Bienestar.

Fabra no puede permitir que se aplique este nuevo copago.

20140107-123406.jpg

20140107-123414.jpg