Elena Valenciano, número dos del PSOE y de 53 años, será la cabeza de lista del PSOE en las elecciones europeas, si el Comité Federal de marzo ratifica la propuesta que mañana llevará el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, a la dirección del partido, según una nota oficial del PSOE.

La dirección del partido lleva semanas dándole vueltas a la mejor fórmula para la candidatura europea, aunque ha sido en los últimos días cuando Rubalcaba ha podido tomar el pulso de todos los barones territoriales y obtener el respaldo para que finalmente Valenciano encabece la lista. La nota oficial del PSOE señala que hay un “apoyo unánime” a la elección de la vicesecretaria general y número dos del partido. Otras fuentes confirman que los primeros en ser consultados fueron los dos presidentes con mando en plaza, la andaluza Susana Díaz y el asturiano Javier Fernández. Después fueron tanteados uno a uno el resto de los secretarios generales. Y salió fumata blanca.

La versión oficial justifica esta decisión en la especial relevancia que el PSOE quiere darle a la convocatoria de las elecciones del próximo 25 de mayo, al enviar a uno de sus pesos pesados, por la importancia de las políticas que se cocinan en Bruselas para España. Además, buena parte de los partidos de la socialdemocracia europea llevan en sus candidaturas a destacados líderes del aparato nacional. Es el caso de Harlem Désir, secretario general de los socialistas franceses, o el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, candidato del SPD y cabeza de lista de todos los socialistas europeos.

MÁS INFORMACIÓN
El PSOE sopesa que Valenciano se presente a las elecciones europeas
PP y PSOE empatarían en las elecciones a la Eurocámara de mayo
Valenciano tendrá más poder en el aparato del PSOE y en el Congreso
La candidatura de Valenciano comenzó a fraguarse cuando fue nombrada vicepresidenta de los socialistas europeos, el 29 de septiembre de 2012. En aquel cónclave se generalizó la idea entre los mandos europeos del socialismo de que debían dar especial relevancia a las listas a las elecciones del 25 de mayo.

Los socialistas españoles son el segundo grupo con más fuerza en Europa, tras los alemanes. De ahí que, después de que Schulz, el número uno, asuma uno de los puestos relevantes tras la convocatoria electoral, corresponde al candidato del PSOE elegir el siguiente cargo de representación, como podría ser el de presidente del Grupo Parlamentario.

Además, Rubalcaba busca una lista potente para esas elecciones, porque cree firmemente que pueden ser el inicio del ciclo favorable del PSOE de cara a las autonómicas y municipales y las generales de 2015. La encuesta de Metroscopia estima un empate de PP y PSOE en las elecciones de mayo.

Sin embargo, una de las pegas que ha retrasado esta decisión tiene que ver también con las posibles interpretaciones negativas, como que la marcha de Elena Valenciano a Bruselas sea entendida como una especie de huida del equipo más próximo a Alfredo Pérez Rubalcaba, justo cuando se acaba de abrir el novedoso proceso de las primarias abiertas para militantes y simpatizantes para la elección del futuro candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.

Tanto Rubalcaba como Valenciano han destacado que es más importante para ellos en estos momentos la señal de relevancia sobre la lista europea que cualquier interpretación en clave interna. También defienden que Valenciano podrá compatibilizar su labor en Europa y como vicesecretaria en Madrid. Otras fuentes, sin embargo, destacan que será muy complicado compaginar ambas tareas, al tener que estar varios días a la semana fuera de Madrid, en Bruselas, y todavía más si en septiembre el actual número tres del PSOE, Óscar López, secretario de Organización, compite como parece que tiene planeado a las primarias para ser candidato en la Junta de Castilla y León.

Sin embargo, la elección de Valenciano pondría al PSOE en cabeza en la carrera electoral, ya que el PP todavía no ha elegido a su candidato. Los populares estarían así en un brete, que les obligaría a precipitar la decisión. Hasta ahora todas las voces señalan al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, pero, sin embargo, su designación no está cerrada y, lo más importante, obligaría a una crisis de Gobierno a la que el presidente Mariano Rajoy se ha resistido hasta ahora.

Rubalcaba no tiene aún decidido si en la candidatura situará a Ramón Jáuregui, como se ha hablado en los últimos días. Sin embargo, sí mantendrá en ella a Juan Fernando López Aguilar, que encabezó la lista hace cuatro años.

Valenciano es una feminista convencida. Fue coordinadora Nacional del Lobby Europeo de Mujeres, presidenta de la Asociación Mujeres Jóvenes y de la Fundación Mujeres. El año pasado decidió abandonar su cuenta en Twitter, tras las amenazas recibidas por sus hijos, pero en diciembre decidió retomar su actividad en la red social precisamente para utilizarla como herramienta en la oposición a la reforma del aborto que prepara el Gobierno. En los últimos meses, ha tratado, hasta el momento con éxito, de recabar el apoyo del socialismo europeo en contra de la ley de Gallardón y es una de las partidiarias de que el PSOE haga de esta oposición una de las banderas del programa electoral para el próximo 25 de mayo.

20140210-082452.jpg

20140210-082503.jpg

20140210-181426.jpg