El PSOE se volcará en su campaña para las elecciones europeas en cuatro comunidades autónomas en las que redoblará esfuerzos para movilizar a los ciudadanos y lograr los máximos apoyos que les lleven, como confían, a ganar estos comicios. Además de Madrid, Andalucía, la Comunitat Valenciana y Cataluña serán los territorios donde los socialistas pondrán principalmente sus energías, según han informado a Europa Press fuentes socialistas.

El pistoletazo de salida lo darán, precisamente, el 9 de marzo con un acto en Málaga, que estará protagonizado por la cabeza de lista, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, acompañada de la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz.

En este primer mitin de las europeas estará muy presente la defensa de la igualdad, porque tendrá lugar un día después del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y porque éste será uno de los mensajes claves de los socialistas, que consideran que la libertad de la mujer está en riesgo con la reforma de la ley del aborto del Gobierno de Mariano Rajoy.

A partir de aquí, se pondrá en marcha una campaña en la que otro de las ideas que tratarán de transmitir con más fuerza es que estas elecciones pueden ser “el principio del cambio” en España que devuelva a los socialistas al poder.

Este mensaje será especialmente potente en una comunidad en la que los socialistas creen que sus expectativas electorales están creciendo: la Comunidad Valenciana, donde han pedido al Gobierno que adelante las elecciones autonómicas, por la situación de “colapso” que vive, y la haga coincidir con las europeas, una demanda que no parece que vaya a satisfacer la Generalitat.

Según han indicado fuentes socialistas, después de un tiempo en el que la intención de voto caía para los dos grandes partidos y un segundo momento en el que el ‘populares’ caían y socialistas se mantenían, creen que ahora están en ligero ascenso. El PSOE cree que ésta puede ser la última legislatura de mayoría absoluta para el PP en esta comunidad y espera que esta tendencia se refleje ya en la europeas.

Los socialistas valencianos ya están ‘calentando’ el terreno con la campaña para las primarias abiertas, en las que se enfrentan el actual secretario general del partido, Ximo Puig, y el alcalde de Faura (Valencia), Toni Gaspar, una movilización que podrá reconducir el candidato ganador para la campaña europea.

Mientras tanto, en Andalucía, el PSOE tratará de aprovechar el empuje del “efecto Susana”, que ven confirmado en el sondeo hecho público esta semana por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía, dependiente de la Universidad de Granada, que otorga al PSOE una ventaja de 5,6 puntos sobre el PP.

RESPONSABILIDAD EN CATALUÑA

Aunque por razones diferentes, el PSOE también tendrá en Cataluña uno de sus focos en la campaña europea. En este caso no se debe a proyecciones de voto positivas, sino a la tarea de explicación con la que los socialistas pretenden convencer a los ciudadanos de que su propuesta de reforma constitucional es la salida a la crisis soberanista.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que éste es uno de los asuntos que más le preocupa y, aunque los problemas de Cataluña no se enmarcan en la perspectiva europea, aprovecharán esta campaña para destacar su oferta de diálogo y consenso, que consideran la única salida para resolver una situación con posiciones muy encontradas.

20140223-132939.jpg

20140223-132957.jpg

20140223-133020.jpg