BASTA YA DE UNA LA EUROPA LEJANA Y DESCONOCIDA

20140505-052116.jpg

Para una gran parte de la sociedad española, hablar de Europa, es hablar todavía de países que están al otro lado de los Pirineos. No hemos terminado de asimilar que desde la década de los 80 esos Pirineos se convirtieron en autopistas directas y conectadas con una Unión Europea ilusionante para la gran mayoría de los españoles. Una Europa en la que ya no podemos ni debemos cerrar puertas. La integración negociada y firmada por los socialistas, por Felipe González, nos aportó progreso y modernidad mediante importantes proyectos financiados con fondos europeos de inversión. Pero la integración no solo representó desarrollo sino que con ella nuestro país, se incorporaba a esa gran familia Europea de las libertades. Con el protocolo reforzábamos nuestra joven democracia. Pasamos a formar parte del club de los estados de derecho dejando atrás la negra noche de la dictadura.

Igualdad, modernidad, progresos, cooperación, democracia son valores que consolidaron con nuestra entrada en la UE. Por todo ello no debemos infravalorar la importancia que tienen en éste momento las Elecciones al Parlamento Europeo. Según quien gobierne Europa impulsará una crisis. El PPE ya sabemos que apuesta por el austericidio que beneficia a unas élites en detrimento de la mayoría de ciudadanos. Pero si por primera vez las fuerzas de izquierda logran la mayoría la salida a la crisis puede ser la oportunidad de recuperar el Estado de Bienestar que tan maltrecho está dejando la derecha europea y con ella el PP de Rajoy.

Por eso es tan importante que nuestro País participe masivamente en las elecciones del 25-M, para recuperar esas políticas de progreso y bienestar que los conservadores se han propuesto liquidar transformando derechos básicos constitucionalmente reconocidos como la sanidad o la educación en negocio para unos pocos. La derecha, con sus políticas de austeridad, no pretende solucionar sino aprovecharse de ella para sus fines que no son otros que adelgazar el Estado, reducir lo público para mayor beneficio del sector privado

Su programa es una burla a los ciudadanos y sobre todo a los trabajadores y a la clase media que son las que sostiene el consumo estimulando la economía productiva y creadora de puestos de trabajo. El PP se la ha cargado con sus políticas ultraconservadoras devolviéndonos a los tiempos del franquismo cuando el señorito mandaba y vivía a sus anchas con todos los lujos, y los trabajadores, esclavos de esa clase dominante, sometidos a sus órdenes y a la precariedad de vida y que es lo que pretenden los gobiernos de derechas. Para ellos, se acabó el que el hijo de un obrero pueda ir a la Universidad, se forme para sacar una carrera y tenga la mismas oportunidades que sus hijos. Ellos están recortando los derechos sociales y libertades políticas impulsadas por los gobiernos socialistas. El caso de la educación es ilustrativo de sus intenciones: tasas más y menos becas que limitan la igualdad de oportunidades.

El gobiernos del PP y sus socios Europeos gobernando Europa con políticas ultraconservadoras están priorizando el capital sobre las personas, y no, el capital a disposición de las personas que sería de justicia y que los socialistas consideramos prioritario para garantizar la justicia social.

La derecha siempre juega con el miedo, lo utiliza constantemente, y le da resultado. La mentira, las calumnias y la corrupción, son sus formas de gobernar, estamos viviendo el peor momento de la democracia.

Queremos una Europa que exporte derechos, no esclavitud y desigualdad, derechos son conquistas ciudadanas y que el PP y sus socios Europeos se obcecan en reprimir con el uso de la fuerza y el ultracatolicismo. Tenemos que parar esta regresión antes de que sea irreversible o el coste de su restitución resulte demasiado elevado.

El error de la ciudadanía era que pensaba que todas las conquistas estaban consolidadas, pero con sólo unos meses de gobierno del PP, esas conquistas han sido dilapidadas poco a poco con la escusa de la crisis. Son inmorales, y como escuché una vez por TV, asesinos de derechos. No olvidemos que las personas se están suicidando porque su desesperación es tan grande, que sólo ven por ante sí un mundo gris, el gris de Rajoy, sometido una tal Merkel.

Por todo ello y ahora más que nunca, los socialistas y las fuerzas progresistas europeas debemos decir “ basta ya “. Nosotros los socialistas con más esfuerzo que nunca somos los que tenemos y debemos transmitir a la gente del peligro que corren nuestros derechos si no vamos a votar el 25 de mayo y dejamos que éstos ultracatólicos y ultraconservadores continúen con el desmantelamiento del estado del bienestar y los derechos de los ciudadanos oprimiendo a los trabajadores, a las personas sin recursos y las clases medias. Imponiendo sus intereses capitalistas sobre los derechos políticos y sociales de las personas.

Antonio Moreno López
Vicesecretario General Ejecutiva Comarcal Horta Nord PSPV-PSOE

20140505-052245.jpg

20140505-052314.jpg