IMG_2358.JPG

LA COMUNICACIÓN EN POLÍTICA

Decía Aristóteles hace unos 2.400 años: “ La habilidad de expresar un a idea es tan importante como la idea misma”

La ideología socialista se basa en 3 pilares: LIBERTAD, IGUALDAD Y SOLIDARIDAD; difícil imaginar una doctrina que aúne a más gente, podrían estar en contra los que no desean la libertad porque son ellos los que quieren gestionar la libertad de los otros; negar la igualdad los que se sientan superiores a los demás y no ser solidarios los egoístas que creen peligrar sus pertenencias si hay que repartirlas entre todos.

¿Por qué entonces no se ganan continuamente las elecciones? Partiendo de la base de que los insolidarios, son minoría, podríamos decir que el problema radica en cómo trasladamos la idea socialista.

Está asumido que las palabras, puras y desnudas, expresan un 7%, el tono de voz un 20-30% y el lenguaje corporal el 60-80%. Creo que en los socialistas hemos sobrevalorado la importancia de nuestra idea, hemos creído que con hacerla llegar a todo el mundo sería suficiente y hemos desdeñado la importancia del cómo se hacía llegar, nuestro tono de voz debe estar en consonancia con nuestros principios, por eso debe ser firme y seguro, sin ápice de duda de que lo que decimos es lo que pensamos y lo que vamos a realizar. Nuestro lenguaje corporal se debe ocupar de, aproximadamente, la otra mitad del mensaje. Y ¿Qué se entiende por mensaje corporal? Pues el resto, desde nuestra mirada sincera, nuestra sonrisa franca, nuestros ademanes igualitarios, nuestra forma de ser cercana a los demás, etc., por eso a nosotros se nos exige más, por eso si hay un caso de corrupción se valora más, porque nosotros predicamos lo contrario (otros no dicen nada y por eso no se les puede achacar nada) y por eso en nuestras filas no caben los egoístas, los insolidarios… los corruptos.

Pronto elegiremos un eslogan y plantearemos un programa electoral, yo, como militante de la pu… base me permito proponer, humildemente, un eslogan: “SENTIDO COMÚN” que, como todo el mundo sabe, es el menos común de los sentidos, apliquemos el sentido común en nuestras propuestas y decisiones, nos sentiremos cómodos y todos nos entenderán.

Y para el programa electoral, yo también tengo una, también humilde, propuesta: veamos los presupuestos locales y autonómicos, demos por buenos los ingresos pero sin olvidar que nosotros pensamos que el que más tiene debe pagar más, y centrémonos en los gastos, apliquemos el SENTIDO COMÚN y los VALORES SOCIALISTAS, analicemos cuales son los gastos que deberíamos asumir y cuales deben adecuarse a esa premisa.

Finalmente vayamos trasladando a nuestros conciudadanos lo que pensamos, mirando cara a cara: directamente a los ojos, con una sonrisa amable y no fingida, ofrezcamos nuestro brazo para que los más débiles se apoyen en él.

Es tan fácil como eso y tan difícil como nosotros mismos lo queramos hacer.

Ximo Alite es secretario de formación del PSPV-PSOE de la provincia de Valencia