IMG_2655.JPG

A la cabeza del paro juvenil en europa

ANTONIO MORIEL FERNÁNDEZ

Cuántas veces hemos dicho esa expresión: «Los jóvenes son el futuro y el motor del país»? Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación. Si los jóvenes son el futuro y un divino tesoro, con los datos en la mano, vaya futuro que nos espera a todos y a ellos más todavía.
La tasa de paro de los menores de 25 años, según los últimos datos de Eurostat, es en Alemania (7,8% – la más baja-), Austria (9,3%) y los Países Bajos (10,4%). Por el contrario, la tasa más alta está en España (53,8%) seguida de Grecia (53,1 %), Italia (42,9%) y Croacia (41,5%) en el segundo trimestre de 2014. Entre los jóvenes desempleados, las mujeres son mayoría.

El 13 de agosto de 2008 colgaba un post en mi blog con esta información: «?el paro se ceba con los varones jóvenes sin estudios? La causa: el desplome de la construcción. Por tanto, los más débiles, nuestros jóvenes y los que abandonaron los estudios en su día y decidieron trabajar son los que están pagando las consecuencias». Como decía Platón: «si a nuestros jóvenes se les da la correcta educación todos nuestros asuntos irán bien, si ocurre todo lo contrario, si descuidamos su educación mejor no hablar de ello?» En 2014 el post es el siguiente: «España lidera el paro juvenil en Europa, es la primera vez desde octubre de 2011 que los jóvenes desempleados españoles superan la tasa de los jóvenes griegos». Una cuarta parte de los menores de 25 años que se encuentran sin trabajo en la zona euro son españoles. Esto es muy grave y alarmante.

El Consejo europeo de ministros de Empleo, Asuntos Sociales y Consumo acordó el establecimiento de la Garantía Juvenil, adoptada por acuerdo del Consejo del 22 de abril de 2013.

La Garantía Juvenil pretende «garantizar que todos los jóvenes menores de 25 años reciban una buena oferta de empleo, educación continua, formación de aprendiz o periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses tras acabar la educación formal o quedar desempleado». Las cifras para llevar a cabo la Garantía Juvenil son de 1.887 millones de euros de los cuales 943, 5 millones provienen del Fondo Social Europeo.
Hoy, presidente Rajoy y ministra de Trabajo Báñez, el problema del paro juvenil español no está resuelto; al contrario, las cifras se han disparado. Ante la imposibilidad de resolver el problema, ¿no deberían dimitir? A no ser que estén esperando a las elecciones del 2015 para resolverlo?
Por último, como decía Baltasar Gracián (S. XVII), jesuita y escritor del siglo de Oro español en su aforismo 191: «quien todo lo promete no promete nada».
¡Señores y señoras lectores, juzguen ustedes mismos!

Publicado en Levante-emv el 8 de septiembre