IMG_3434.JPG

Nos encontramos ya casi inmersos en la carrera electoral para elegir a nuestros representantes municipales y evidentemente a las futuras Alcaldesas y Alcaldes de nuestras ciudades y pueblos, por lo que los partidos políticos preparan sus “maquinarias” electorales y entre ellas la principal: el Programa Electoral, ese contrato que se hace en cada elección con los y las votantes, para un periodo de cuatro años hasta la siguiente cita electoral.

Las y los socialistas de Valencia, somos conscientes de la importancia de estas elecciones municipales, y cuando hablamos en términos de la elaboración del programa electoral para la ciudad, más aún. En los programas electorales se recogen, y eso, lo sabemos hacer muy bien, las necesidades que una ciudad como Valencia y sus ciudadanos y ciudadanas tienen; nosotros priorizamos siempre a las personas y sus problemas más urgentes, por encima de otras necesidades, una ciudad con sus habitantes felices, es una ciudad más habitable y amable. Hoy pues la necesidad más importante que los que vivimos en esta ciudad, es el desempleo, ligado a esta crisis que venimos padeciendo en estos últimos años y, que no parece vayamos a salir pronto de ella. Valencia a fecha de hoy cuenta con una cifra muy preocupante: 95.600 desempleados y desempleadas, y en constante aumento durante los últimos meses, cifra que no ha dejado de bajar, estamos 2,5 puntos por encima de la media nacional (datos EPA), y el 51,2% de los parados y paradas, llevan más de dos años buscando empleo, por lo que se pueden considerar, sin duda alguna, de larga duración. A esto le tenemos que sumar que más de 30.000 familias, se encuentran sin ingresos regulares, que el aumento de las personas en las colas de la Casa Caridad para comer cada vez es mayor, que hay cada vez más signos de pobreza infantil; es decir un panorama social muy preocupante, pero que hasta la fecha al gobierno municipal de PP, con Rita Barbera a la cabeza, no le ha importado, incluso hasta se siente orgullosa que cada vez más gente utilice los comedores de Casa Caridad, abandonando la asistencia social municipal que es quien debería ser la abanderada de las ayudas a las familias.

Ante este panorama desolador, nuestro principal objetivo para el Programa Electoral deberá ser el fomento del empleo y la aplicación de políticas sociales urgentes, potenciando y dotando de presupuesto, un programa de ayuda social municipal de “choque” para sacar a las familias más desfavorecidas de la situación que se encuentran.

¿Cómo se puede fomentar el empleo desde un ayuntamiento? Los y las socialistas sabemos que aunque no es una competencia directa del municipio, este si puede poner los medios necesarios para ello. Sabemos que después de la “explosión” de la burbuja inmobiliaria, hoy la ciudad tiene más oferta que demanda de viviendas, por lo que será necesario para reactivar este sector, promocionar y potenciar el sector de la rehabilitación, de un parque de viviendas de más de 50 años que la ciudad tiene, y como no, la rehabilitación del casco histórico y del Cabanyal, a través de la innovación, apostando por la inversión en capital tecnológico vinculándolo a la renovación urbana y los edificios sostenibles. Fomentar y estimular la creación de empresas que estén vinculadas a la innovación y los llamados clusters urbanos industriales, de servicios e innovación, con la evidente colaboración de las Universidades de Valencia, actividades de economía social, ayudando y potenciando el comercio tradicional, tan importante en nuestro entramado social, frente a las grandes superficies, mantener la primacía del Puerto de Valencia… sí, con imaginación, ganas y un proyecto cargado de realidad, la recuperación económica y del empleo en nuestra Ciudad, deberá ser la prioridad del Programa Electoral, nuestro contrato con los ciudadanos y ciudadanas de esta maravillosa ciudad: Valencia.

Rafa Sanchis
Ejecutiva Comarcal
València-Ciutat