Ayer sábado se convocó, a través del comité federal del partido, el próximo congreso del PSOE. Un momento que permite la reflexión conjunta y participativa de todas y todos los que formamos esta Organizacion.

La difícil situación electoral en nuestro partido y, a la vez, la situación de la política en España nos obliga a estar a la altura, a reflexionar nuestro presente y nuestro futuro más allá de los nominalismos.

La sociedad espera de nosotros unidad, fuerza, claridad y concreción de posturas y acciones claras que, en mi opinión, deben hacerse desde los principios básicos y fundamentales de nuestro partido.

No es hora de filosofía, si no de acción. No es hora de despachos, si no de pueblo. No es hora de nominalismos, si no de acción electoral, política y social que nos sitúen como la fuerza política que tenemos que ser: la referencia política de la izquierda moderna y democrarica que dé respuestas y garantías a la sociedad.

Yo desde este espacio intentaré hacer aportaciones al debate y a la acción electoral y politica. Espero que sepamos aprovechar el próximo congreso del PSOE. Es un momento histórico para el partido y para España y no podemos defraudar.