Estamos ante un momento trascendental en la historia de la democracia de nuestro país y en la historia de nuestro partido y es que lo que hagamos y decidamos en el presente, tendrá sus repercusiones en el futuro. 

Grandes momentos, como el actual, implican no sólo grandes actuaciones, sino también que éstas sean valientesPuede que el camino a seguir no sea fácil (nadie nos dijo que lo sería), pero lo que se nos pide a los y las socialistas es actuar con responsabilidad y sentido común, interpretando el concepto como aquello que beneficia a la sociedad, pues es esto lo que ambicionamos des de nuestros convencimientos progresistas. 

Así puesen mi opinión, no se trata de estar a la altura de las circunstancias, sino de saber estarlo, especialmente en lo que concierne a lo interno de nuestro partido, y la sociedad, precisamente, nos está exigiendo eso: saber estar a la altura de las circunstanciasDebemos saber corresponder a la sociedad y recordar que la unión, la fortaleza del PSOE y el respeto que nos ganamos ha influido en que hayamos sobrevivido a los acontecimientos históricos durante 136 años, siendo algunos de ellos muy adversos para nuestra organización.Y, ¿por qué lo conseguimos? Pues, evidentemente, porque supimos estar a la altura.

Por lo tanto, este no es momento de confusión, no es momento de crispación y empecinarse en esto sería negativo. En consecuencia, es momento de unión, de materializar la fortaleza y el diálogo, atributos que poseemos y que, bien utilizados, nos llevarán al éxito y al cumplimiento con nuestra responsabilidad para con la sociedad.

Josue Palomares es militante de la agrupación socialista de Corbera