Después de la tormenta viene la calma y, eso es lo que deseamos todos aquellos que hemos vivido con gran preocupación el devenir de este Partido que aunque algunos se empeñen, constituye un punto de apoyo en la Política nacional y un referente para muchos ciudadanos.

Creo que se ha desproporcionado la situación convulsa que se ha vivido. Se han tomado una serie de decisiones que unos compartirán y otros no, pero que con el tiempo absolutamente todos convendrán que eran necesarias para orientar y enderezar el camino que estaba tomando el Partido.

La discusión para hablar de futuro no puede ser la fecha de celebración de un congreso que nos dote de una dirección. El futuro pasa por conocer y dotarnos de las líneas de actuaciónnecesarias para impulsar de nuevo a un partido adormecido y que ha dejado de creer en él mismo, renunciando a lo que ha sido siempre “un partido de gobierno”.

Yo no perdería ni un minuto en valorar acontecimientos pasados, más bien todo lo contrario, dedicaría todo mi tiempo y esfuerzo a conseguir con una amplitud de miras que es más necesaria que nunca, ilusionar a la militancia de nuevo para, a continuación, ilusionar a los votantes perdidos que son muchos y están desamparados.

Y dado que se avanza caminando voy a formalizar una serie de propuestas para debatir y consensuar:

– Orgánicamente debemos darle la vuelta al Partido y comencemos la renovación del mismo de abajo a arriba. Primero ejecutivas locales, comarcales, provinciales, de País y federales.

– Valoremos sí el PSPV debe regresar a la estructura comarcal abandonando la provincial.

– Estudiemos la posibilidad de dotarnos en todos los procesos internos de listas abiertas.

– Hagamos que las sedes del Partido sean espacios abiertos al público en general.

– Avancemos en la paridad y dotémosla de una tercera pata. “Los Jóvenes”. Deberán estar representados en un porcentaje mínimo del 33% en todos los órganos.

 Con ilusión, participemos de construir el futuro.


JOSE VTE RUIZ. Comité Nacional PSPV-PSOE. Camp del Turia