Actualmente, estamos ante un momento muy complicado. Seguramente, no sea la peor situación vivida en el seno del Partido Socialista Obrero Español pero quiero trasladaros mi honda y profunda preocupación.

No es tiempo de criticar, faltar al respeto y ni mucho menos de dividir. Ni es tiempo ahora ni lo será nunca. Al menos, no está ni estará jamás en mi ánimo.

Siempre he mantenido mi compromiso socialista en la tarea de hacer PSOE o mejor dicho, hacer un mejor PSOE cada día. Esta situación es dura y dolorosa, muy dolorosa pero no es imposible de solucionar. Me niego a pensarlo.

En el diccionario de un socialista siempre he mantenido que no cabe la palabra rendirse y no lo haré. He vivido situaciones en mi vida muy complicadas. Incluso, he tenido que luchar por mi propia vida y he vencido, y tened claro que esta batalla la vamos a ganar todos los socialistas pero lo haremos saliendo más unidos y mucho más fuertes. Estoy convencido de ello.

El objetivo del día de hoy no es otro que pedir que se convoque cuanto antes un Congreso Federal y unas Primarias y por este orden. Pido que el Congreso Federal camine hacia la más que necesaria a mi juicio, refundación del partido. Considero que debe hacerse desde un prisma claro de debate de ideas, de reflexión crítica para así analizar todo aquello que sea digno de debate para establecer unas conclusiones que hagan un PSOE mejor pero sobre todo, más acorde a las exigencias del siglo XXI. Y a su vez, pido también unas Primarias para que podamos elegir libremente a la persona que queremos que sea quien encabece el proyecto socialista de cara a unas Elecciones Generales. Por eso, como diría el poeta Blas de Otero pido la paz para todos pero también la palabra para poder manifestar libremente lo que cada uno pensamos y queremos.

El PSOE debe ser la referencia de la Socialdemocracia en España, debe reforzar su ideario de Izquierdas y dotar por tanto, de mayor sentido el significado de sus siglas y esto, hay que hacerlo antes de que sea demasiado tarde.

Pensemos en el PSOE pero también en pensemos en España, en Europa y en el mundo en general puesto que siempre he entendido el Socialismo como un concepto ideológico que no entiende de fronteras ni de razas, ni de sexos ni de ninguna otra índole que no se encamine hacia algo global y por tanto, de todos.

Los retos que debe afrontar el Partido Socialista Obrero Español en la actualidad son los de combatir la injusticia social, el drama del paro, las desigualdades entre hombres y mujeres de tal forma que representemos la esperanza de todo un país.

No quiero dejar para el último lugar a los jóvenes. Muchos han dejado de votarnos. Muchos han dejado de creer en nosotros y yo les digo que nos dejaremos la piel para devolverles la esperanza. Lo haremos desde el sacrificio, el trabajo, la humildad, la honradez y el esfuerzo compartido.

Quiero dedicar estás palabras a todas y cada una de las personas que han dado su vida por defender estas nobles siglas. Por eso, quiero deciros que me comprometeré siempre con nuestra Historia y lo haré con hechos y no sólo con palabras.

Gracias por estar aquí hoy a los que nos acompañáis. Gracias por hacer posible que se escuche la voz libre de la militancia socialista. De la base comprometida con el cambio que necesitan nuestro Partido y España.

No tengo dudas de que con nuestro trabajo y esfuerzo diarios, vamos a conseguirlo.

Diego Ruiz Ruiz, Militante del PSOE de Polán (Toledo)