El PP elimina en los presupuestos generales 200 inspectores de hacienda contra el fraude fiscal. El PP esta mas cómodo favoreciendo amnistías fiscales a los defraudadores. Es una muestra mas de su posición de privilegiar a loa que mas estafan en decremento de inversiones productivas para crear empleo y garantizar los servicios básicos de las personas.