ILP_Francesc Romeu

No ha sido un milagro, han sido las firmas de 1. 400. 000 ciudadanos los que han presionado al PP para que cambiar su intención de voto ante la Iniciativa Popular Legislativa para establecer la Dación en Pago y evitar los desahucios.

Apurando hasta el último minuto, el grupo del PP desoía el clamor popular para votar SÍ a su tramitación. Pero queda todavía camino, ahora hay que vigilar que finalmente sea acorde con las necesidades y peticiones de la ciudadanía: para desahucios, dación en pago y viviendas sociales de alquiler.

No podemos permitir tener que llegar a situaciones límites, para que el Gobierno sea eco de las preocupaciones sociales.

Se impone, pues, una reflexión para favorecer el protagonismo ciudadano y tener más garantías ante actitudes autoritarias como las del PP que ejerce su mayoría absoluta como un rodillo contra los ciudadanos.

Es urgente cambiar la legislación para evitar el bloqueo, incluso censura en algunos casos. Primero, que la iniciativa legislativa popular sea posible sólo con la recogida de 250.000 firmas y, segundo, que una vez registrada y verificada, sea de obligado debate en el Congreso de los Diputados. Las inquietudes y el esfuerzo de la sociedad no puede ser silenciado.

Los ciudadanos exigen participar activamente no sólo cada cuatro años en las urnas, no se puede tener miedo a las opiniones y preocupaciones de la gente. Debemos facilitar y activar cauces que permitan democratizar más nuestra sociedad.

Primarias sí! Listas abierta sí! Tribunales de control ciudadano contra la corrupción sí! Elección por sufragio universal del fiscal general del estado y del fiscal anticorrupción sí!

Elevar la voz del pueblo a través de la iniciativa legislativa popular, también!

Reformas legales urgentes, valientes y claras para que esta sensación de desconfianza y crisis democrática empiece a solucionarse.

  1. La ciudadania lleva años solicitando una democracia mas participativa, es de agradecer y de valorar, tu valentia y la de otros a la hora de proponer medidas que emponderen al pueblo, en decrimento del emporeramiento representativo o politico.

    Ese es el camino correcto y honesto, por el que tienen que trabajar aquellos que tengan claro cual el papel representativo que tienen que realizar y no dar cabida en la politica a aquellos que defienden otros intereses que no sean los de su pueblo y sus ciudadanos.

Comments are closed.