Rubalcaba. Francesc Romeu

El debate del estado de la nación, que se celebró ayer, dejo claro en qué pensamos los socialistas: en las personas.

No se puede decir más claro.

NO a las políticas de recortes del actual gobierno del PP.

No a que la única flexibilidad laboral sea la del miedo. Al despido fácil.

No a añadir miedo a una persona enferma por ser carga a otros.

No a las tasas judiciales.

No a la segregación y discriminación en educación.

No a una doble red de pública y privada.

En definitiva y como dijo Rubalcaba”Están construyendo una sociedad dual, de forma sectaria y unilateral. Rompiendo consensos sociales básicos. Más injusta, más pobre y más inhumana.”

Ante un Rajoy, que no le quedaba punta en su lápiz para apuntar su respuesta, los socialistas planteamos:

– Europa tiene que cambiar su política: priorizar el crecimiento. “El déficit por si sólo no es un plan” (aludiendo al discurso Obama)

Rubalcaba insistió en la necesidad de pasar del ajuste al crecimiento

– Reformar ICO, fondo pymes de 20.000 millones. Pasar del crédito a los bancos a la pymes y pequeños empresarios

– Más dinero para plan empleo.

– Modificar aspectos dañinos en reforma laboral.

– Sanidad universal garantizada por ley. Parte de nuestro PIB para sanidad con implantación selectiva de medicamentos y subasta en lugar de copago.

– Más apoyo a ONG’s, son las que trabajan directamente con la pobreza, porque un país no puede estar bien con gente que busca comida en contenedores.

– Nueva ley hipotecaria.

Los socialistas estamos convencidos que el futuro de España no se decide en mercados financieros o en despachos, sino en nuestras aulas y universidades.

Conscientes de que la sociedad ha cambiado, Rubalcaba planteó la necesidad de una reforma constitucional que contemple las singularidades y que avance a un modelo federal. Que nos reconozcamos todos manteniendo el marco general.

Además, Rubalcaba planteó la necesidad de constituir una comisión independiente para buscar vías de solución, que luego se conviertan en leyes, con un diagnóstico general.

Ante la corrupción, que nadie tenga la posibilidad de hacer ante la tentación y, en su caso, agilizar las causas en la audiencia nacional.

Los socialistas hemos propuesto un acuerdo social ante la emergencia nacional. Un acuerdo con todos, con grupos políticos y agentes sociales, en el que todos cedamos para lograr salir de esta situación.

Rubalcaba, ante los ataques de Rajoy, por financiación irregular de hace treinta años “mientras nosotros aprendimos la lección para toda la vida, ustedes no. La impunidad ya no existe”.

Un debate en el que pretendía reiventarse Rajoy, tal y como señaló Rubalcaba, terminó con un Presidente del Gobierno acusando de demagogia al más puro estilo de la derecha “no me cuente sus prejuicios ideológicos”.

Un debate de propuestas socialistas frente a un desorientado Rajoy que finalmente, desde la tribuna y en voz baja, no sabía como terminar.

Los socialistas estamos fuertes porque hemos recuperado nuestra identidad: trabajar por y para la ciudadanía.

  1. David Blay says:

    Discrepo contigo en una cosa. Rajoy no está desorientado y tiene bien claro lo que quiere, tal y como dijo en su discurso de apertura del debate “Para los que piden cierta relajación mi respuesta es ni un minuto de sosiego”. Rajoy está cumpliendo con su programa oculto y hay que pararle antes de que culmine su plan.
    A mí me ha parecido el debate sobre el estado de la nación más flojo que recuerdo y el motivo es que no ha habido debate.
    Rajoy no sólo llevaba escrito el discurso de apertura, que ha sido un déjà vu de su discurso de investidura, además tenía preparada la réplica al líder de la oposición, que estaba basada en el ataque personal aludiendo al pasado sin importarle las propuestas que este ofreciese.
    Ahora la esperanza en revertir la situación, la tenemos en que cambie la política de la Unión en la importantísima cita de las elecciones europeas.

Comments are closed.