Francesc Romeu. redes sociales

Os dejo a continuación un artículo que me ha llamado la atención de EL PAÍS y que quiero compartir con vosotros.

Hemos incorporado las redes sociales a nuestras herramientas comunicativas cotidianas, se han convertido en un hábito diario para informarnos y expresar opiniones.

Pero lejos de pensar que las redes permite ser anónimo, cada “me gusta” o “compartir” deja huella en las redes de quiénes somos.

Nuestra identidad se hace visible con mayor facilidad de la que pensamos, no es fácil para el quiera ocultarse tras un alias.

“….El trabajo no es una ocurrencia anecdótica de tres científicos chiflados. Es solo la última muestra de toda una nueva disciplina llamada ciencia social computacional que se dedica a extraer información personal de las redes sociales. Uno de sus principales objetivos –o al menos uno de los que mejor se sirven para financiar sus experimentos— es el marketing dirigido (u ‘objetivo’, como se llama a veces), los sistemas de “recomendación” personal y las máquinas de búsqueda personalizada, todo ello en Internet…..”