cospedal en diferido, blog Francesc Romeu

El PP ha cambiado su política de comunicación, bajo el principio de ocultar la sangría de sus medidas se han empeñado en insultar la inteligencia colectiva buscando definiciones absurdas y ofensivas para su política de derechas.

El despido en diferido de Bárcenas que anunció Cospedal en rueda de prensa, para explicar que seguían pagando a su extesorero, parece haber iniciado la nueva etapa wikipediana del pp.

Detrás de la estrategia y con ansias de protagonismo encontramos al mediático Esteban González Pons que lamenta que “los mismos de siempre” utilicen los desahucios contra el PP. Debe pensar que las familias españolas les tienen manía y no encuentra el motivo.

Pero al rosario de insensateces se suman Fátima Bañez con su “movilidad exterior”, para explicar la salida de los jóvenes al exterior buscando empleo, y Martinez Pujalte que para rechazar la dación de pago explica que ”muchos la quieren para comprarse otro piso”.

Sin duda, la jefa de las filas del pp, la intocable Cospedal, ocupa el top ten de las burradas al calificar los escraches con el nazismo puro.

Un nuevo diccionario ha entrado en la vida política, el de la descalificación permanente a la ciudadanía para ocultar las medidas de un gobierno que castiga a este país.