20130903-200159.jpgIniciamos el curso escolar con una nueva tomadura de pelo, no se aguanta más la desfachatez y la mala gestión en el área de educación. Junto al anuncio de sustituir las becas por ayudas puntuales, a renunciar a siete centros públicos en favor de la privada, nos enteramos de cómo se gasta sin previsión alguna y sin apostar, lo que es muy grave, por la calidad.

La dotación de un módulo de aula prefabricada (barracones) tiene un coste de entre 8.000 y 12.000 euros anuales, existiendo aulas y laboratorios que requieren más de un módulo. Un laboratorio de tres módulos, son entre 24.000 y 36.000 euros de alquiler anuales.

Este gasto pasó de ser una solución puntual al eje de la política de instalaciones de FABRA, en su empeño permanente por degradar la educación pública en beneficio de la privada.

Un nuevo dato que evidencia lo que realmente piensan, hacen y son los del gobierno del PP de FABRA. Mala gestión de los recursos públicos, intensificando su ataque contra la educación publica y mermando las infraestructuras de calidad para el buen desarrollo personal y educativo de nuestro alumnado. Es decir, de nuestro futuro.