20131017-233945.jpgEl esfuerzo por mantener servicios básicos recae, sobre todo en estos tiempos, en los ayuntamientos. Un trabajo y una dedicación que obtiene el desprecio del pp al plantear una reforma de la administración local por imposición, sin acuerdos ni consensos.

El ataque al municipalismo se presentó ayer en forma de proyecto de Ley, con una postura del pp intransigente y obcecados en su objetivo de recortar servicios a la ciudadanía.

Los ayuntamientos son la administración más cercana a las personas, a las que dirigirse ante necesidades y problemas del día a día. Desarrollan una serie de servicios que benefician directamente a los ciudadanos y que, sin duda, la calidad de los mismos se verá mermada por culpa del pp.

No es cierto que sea imprescindible esta reforma para ahorrar, el objetivo oculto es negociar y buscar beneficio en la gestión y administración de los servicios a los ciudadanos, algo a lo que ya estamos acostumbrados.

Los socialistas creemos y defendemos el municipalismo, por eso nos oponemos rotundamente a esta Reforma.

Hay otras formas de abordar este tema. Pongamos en práctica la racionalización de las administraciones para favorecer al ciudadano y no al contrario, agilizando trámites y estableciendo lazos de coordinación, mancomunando servicios o llegando a acuerdos supramunicipales para mayor eficacia y eficiencia. Y siempre pensando en las personas.

  1. Al final da igual lo q opinemos q no se olvide nunca. .. Ganaron por mayoría y ahora nadie lis votó “q gracioso”lo más triste es q volverán a ganar, y yo no veo ni siento alayuntamiento cerca de mi son todos iguales ” tu ponme dónde ahí antaño yo…..”

Comments are closed.