La Rambla: ¿Cree que tras la Conferencia del 9 de noviembre ha quedado suficientemente claro que el PP y el PSOE no es lo mismo? ¿Por qué cree que la ciudadanía tiene esa percepción?

Francesc Romeu: Creo que a raíz del resultado de las pasadas elecciones, cuando en una noche el PSOE pierde más de cuatro millones de voto. Por que si bien en los social hicimos unas políticas muy de izquierdas, en lo económico dábamos la sensación de ser tres cuartos de lo mismo que el PP. El Partido Popular y el PSOE no es lo mismo, no tenemos la misma manera de entender la vida, ni de relacionarnos ni convivir. Lo que nosotros necesitábamos era dejar de estar de perfil en determinados temas. Primero teníamos que envalentonar a los nuestros que son los que están en la calle dejando clara nuestra postura que ha dado un giro a la izquierda. Y en segundo lugar transmitir a la ciudadanía que el Partido Socialista tiene otra receta, otras posibilidades tanto en la convivencia social como en la salida de la crisis.

La Rambla: ¿Está usted satisfecho de que se aprobaran el 85% de las enmiendas que presentó y que aparecieron reflejadas en su ensayo “Hasta aquí hemos llegado” en el mes de mayo?. ¿Se siente usted en parte responsable de este cambio de rumbo del PSOE?.

F.R.: Estamos muy contentos, hemos influido directamente en este proceso. Una de las conclusiones de esta Conferencia es que el PSOE ha salido más rojo, más verde y más morado. El rojiverde, que viene de la socialdemocracia alemana, es la necesidad de apoyar a las personas sin olvidar el medio ambiente como base fundamental y transversal para toda acción política. En el libro que presenté en mayo “Hasta aquí hemos llegado” -que se tradujo en enmiendas para la conferencia- ya hablábamos del renacimiento de la política para las personas, también reflexionábamos sobre el medio ambiente como soporte de la propia convivencia y por los recursos naturales que ofrece, nuevas fuentes de energía, empleo verde… y la tercera pata del libro era la igualdad de las personas, el morado.

La Rambla: Una de las conclusiones a la que ha llegado la conferencia es la derogación de los acuerdos con la Santa Sede ¿cómo se ha llegado hasta ahí?

F.R.: Esta es la primera vez que el Partido Socialista habla por primera vez sin tapujos del laicismo, no porque estemos en contra de esta iglesia o la otra, eso no es cierto, respetamos toda confesión religiosa pero abogamos porque la gente sea libre de elegir la que quiera. En la Constitución aparece el reconocimiento de la Iglesia Católica y nosotros queremos ir más allá reconociendo todas las confesiones por eso una de las conclusiones a la que ha llegado esta conferencia es la derogación de los acuerdos con la Santa Sede.

La Rambla: ¿Y en materia de educación?

F.R.: No hay una sociedad libre, igualitaria y que avance en una convivencia pacífica sin educación. Por eso la educación no puede ser de cada cuatro legislatura. El modelo educativa debe garantizar una educación universal, publica de calidad y laica.

La Rambla: Usted iba con la propuesta de recuperar la tradición republicana de España ¿Confiaba en que una modificación tan grande de la Jefatura del Estado se aprobaría? ¿Veía posible un cambio tan radical?

F.R: No hasta el punto de conseguir el 100% pero sí de que el partido hubiese dado pasos más contundentes en ese sentido y no un debate tan light sobre este tema. Lo único que hemos hecho es reconocer algo que es obvio en este partido que es que tenemos valores republicanos. No obstante, aunque no se aprobara, es cierto que al final se avanzó mucho en la democratización del estado, de las instituciones, modificación de la ley electoral, que haya más referendums, que haya más capacidad para la iniciativa legislativa popular, la limitación de los aforamientos…

La Rambla: En el proceso de democratizar el partido se han aprobado las primarias abiertas y listas desbloqueadas. ¿De qué manera participarán los simpatizantes en ese proceso, lo podrán hacer a nivel local, autonómico y nacional?

F.R.: En el congreso de Sevilla donde salió elegido Alfredo Pérez Rubalcaba Secretario Ganeral del PSOE ya se aprobó que el candidato a la presidencia de España sería elegido por primarias abiertas. Es decir cualquier ciudadano que acuda a la sede socialista y firme un compromiso en el que afirme que se siente socialista-progresista tendrá la opción de participar en esa elección del candidato. Se realizará a través de un reglamento que concretará la ejecutiva nacional.

Teníamos una urgente necesidad de salir de la endogamia interna en la que estábamos metidos. Cuando hablamos de desbloquear las listas también pretendíamos esto. Al final la gente necesita identificarse con su representante, no es un voto de servidumbre o de gracia sino un voto para que trabajen y se preocupen por uno. Por eso hemos planteado esas listas abiertas y para que la gente que quiera tener un cargo, tenga una carga.

La Rambla: ¿Se ha abordado en la conferencia el problema de la corrupción política?

F.R.: Hemos dado pasos importantes en ese sentido, aunque la imagen generalizada de la corrupción no es justa. Se aprobó que el aforamiento ya no es generalizado porque los aforamientos llevan consigo la dilatación de los procesos, la modificación del código penal para que haya un aumento de las penas por corrupción, que en el momento de que algún político socialista sea procesado sea cesado del cargo. Los políticos no están para otra cosa que para gestionar los intereses de la gente.

La Rambla: ¿En matería fiscal qué se puso encima de la mesa?

F.R.: En política fiscal hemos redescubierto un máxima socialista, que el que más tenga, gane o herede que más pague

 

Artículo publicado en www.costacomunicaciones.es

20131115-004902.jpg

20131115-202639.jpg

20131121-185312.jpg