La verdad es que ya lo sabían, pero ahora lo empiezan a verbalizar con contradicciones internas entre sus dirigentes Ciscar y Castellano, en sus últimas declaraciones reconociendo su fuerte perdida de apoyos electorales.

Saben de su próxima derrota electoral. Ya saben que el pueblo valenciano no aguanta más a un impresentable PP que ha llenado esta tierra de desgracia y corrupción.

Su derrota es, y ellos lo saben, más acentuada de lo que se espera. Tanto que el castigo será en las urnas. Y esas urnas deben convocarse ya por urgencia política, social y económica.

Es necesario un nuevo ciclo político en la comunidad valenciana, una nueva fuerza social y política que verte te la convivencia y recupere los derechos destrozados por el PP. Esa fuerza alternativa clara es la de los socialistas que ya hemos fraguado una opción clara y necesaria para que las cosas se hagan de otra manera, para que una nueva perspectiva entre en nuestro pueblo. El fin del PP frente a la victoria socialista.

20140102-145457.jpg

20140102-145527.jpg