La ley Gallardón restringe las condiciones paras las mujeres que ya no podrán decidir.

En un ejercicio de cinismo sin límite, el Ministro Gallardón, nos ha presentado una ley más restrictiva para los derechos de las mujeres que se ha hecho en los 35 años de democracia.

Está utilizando torticeramente al Tribunal Constitucional y a Naciones Unidas. La ley del 2010 es constitucional mientras el propio TC no se pronuncie en su contra, como avala el Consejo de Estado, y la Convención de Naciones Unidas no habla de aborto ni de malformaciones fetales.

El Gobierno ha escuchado únicamente a los movimientos antielección, solo a quien ataca a los derechos de las mujeres, de ahí el nombre y todo su contenido.

Esta ley apenas cubre el 8% de los abortos que se producen, dejando fuera del aborto legal a cerca de 100.000 mujeres.

Creará una enorme inseguridad jurídica. Con una ley como la del 85, más avanzada que esta, había inseguridad jurídica. Recordemos que en la década de los noventa y en el 2007 se llegó a perseguir a mujeres y profesionales sanitarios, llegando la guardia civil a ir a las casas de muchas mujeres que habían actuado conforme a la ley.

Establece la obligatoriedad de un asesoramiento a las mujeres que no el tal, es una estrategia para disuadir y culpabilizarlas.

Las mujeres españolas abortarán si así lo deciden, diga lo que diga Gallardón, eso sí con esta ley se les deja desprotegidas, en la clandestinidad, se pone en riesgo su salud y su vida.

La ley Gallardón solo contempla dos supuestos:

1. Riesgo para la vida o salud física o psíquica de la mujer, hasta las 22 semanas, con plazo de reflexión de 7 días, necesidad de informe de dos médicos ajenos al centro que practica la intervención y superando entrevistas de llamado asesoramiento y estudio las circunstancias de la vida de las mujeres.

Lo que hace es prohibir absolutamente y penalizar en la práctica la interrupción voluntaria del embarazo.

2. Violación, hasta las 12 semanas con previa denuncia.

Se elimina el supuesto de malformación fetal, y se busca una puerta falsa a través del supuesto de salud psíquica, que hará más culpables a las mujeres.

se prohibe dar publicidad al aborto

20140129-105958.jpg

20140129-110010.jpg

20140129-110020.jpg