Fabra debe cesar al presidente de Les Corts, Juan Cotino, tras conocerse más datos de su implicación en diversos casos de corrupción que afectan al PPCV.

Cada vez se sabe con mayor certeza que en la Comunitat Valenciana ha habido un saqueo organizado por el PP que afecta a todas las instituciones.

Y afecta especialmente a la presidencia de la cámara parlamentaria, que está en absoluta connivencia en distintos casos, tanto en la visita del Papa, como en la financiación irregular del PP.

Ante esta situación Fabra no hace nada ni dice nada. Además de las responsabilidades judiciales, que se decidirán en su momento, hay una cuestión fundamental para recobrar una mínima credibilidad, y son las responsabilidades políticas que debe asumir el PP en la Comunitat Valenciana, que ha ganado muchas elecciones beneficiándose de una financiación irregular.

Mucha gente que ha estado alrededor del PP se ha beneficiado de esta trama, empezando por el expresidente Camps, quien todavía ha tenido la poca vergüenza de asegurar que todo se ha hecho bien, cuando ahora vemos que hasta le regalaban noches de hotel.

Hace poco supimos también que 16 millones de euros se tiraron a la basura por no negociar adecuadamente la no retransmisión de la Fórmula 1.

No se puede continuar así, porque no pueden seguir tapando esta situación sino que deben asumir responsabilidades políticas.

Es demasiado lo que está pasando en la Comunitat como para que no se tomen decisiones. La primera de ellas es la asunción de responsabilidades políticas por parte del PP y, desde luego, la convocatoria de elecciones anticipadas, porque de este atasco sólo se puede salir dando la palabra a los valencianos.

20140206-123507.jpg

20140206-123520.jpg