Los socialistas acusan a Fabra de desentenderse de las más de 130.000 familias alicantinas en situación de pobreza energética

• La portavoz de la ejecutiva provincial del PSPV-PSOE, Elena García, califica de nefasta la política económica del Consell y denuncia “pasividad” hacia la provincia de Alicante cuando es la “provincia española donde más empleo se destruye en el sector industrial”.

01.04.2014. Elena García, portavoz de la ejecutiva provincial del PSPV-PSOE ha acusado hoy al presidente Fabra de desentenderse de las familias de la provincia de Alicante, especialmente de las que peor lo están pasando por la crisis, poniendo como ejemplo el hecho de que existan más de 130.000 familias de la provincia en estado de “pobreza energética”.

Según la dirigente socialista la gestión del Consell que dirige Fabra en el plano económico se puede calificar como “nefasta” ya que, en su opinión, no presenta alternativas de impulso para los sectores productivos, y por otro lado “se queda de brazos cruzados ante las penurias que muchas familias están pasando y que se refleja en datos escalofriantes como el de personas que no pueden pagar ni la luz con sus propios recursos”.

García ha puesto de relieve datos como los conocidos recientemente sobre la comarca de L’Alacantí, con más de 16.000 parados, o sobre la imparable destrucción de puestos de trabajo en el sector industrial en la provincia, encabezando el ranking nacional. “Cifras que no le inmutan demostrando una pasividad indignante ante los problemas de los alicantinos”, ha afirmado.

Para los socialistas, el gobierno de Fabra se ha mostrado incapaz de liderar la salida de la crisis, limitándose a “esperar a que el temporal parara”. En este sentido García ha denunciado el intento del PP para engañar a los ciudadanos “anunciado el final, gracias a ellos, de la crisis, cuando la realidad es que se sigue destruyendo empleo, se pierden derechos laborales, se reducen salarios y son cada vez las familias que viven con 400 euros o que tienen que recurrir a las ayudas sociales o la caridad para sobrevivir”.

En este sentido la dirigente socialista cree necesario un cambio de gobierno urgente en la Generalitat, que ponga fin a lo que considera un “auténtico fraude de gestión, con deudas multimillonarias que afectan a miles de empresas, que no pueden soportar las deudas del Consell y que tiene que despedir a personal” acusando al mismo tiempo al Consell de haber sido incapaz de “activar el sector financiero para que se facilite el crédito a las empresa”.

Es por esto que García considera al PPCV y a Fabra como “los grandes hacedores de pobreza en la Comunidad Valenciana” y considera que “reconducir esta situación pasa inexorablemente por un cambio de gobierno en la Generalitat Valenciana”.

20140401-193038.jpg

20140401-193051.jpg

20140401-193102.jpg