Rita Barberá, culpable

RAFA SANCHIS Sabemos los que vivimos en Valencia de la capacidad camaleónica, de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, para camuflarse a la hora de asumir su culpabilidad como máxima responsable del gobierno municipal, ella es la alcaldesa-presidenta del Ayuntamiento de Valencia, sus concejales y concejalas tienen delegadas sus competencias (las de la alcaldesa), en las distintas áreas que el gobierno municipal tiene. Nunca Rita Barberá ha asumido ninguna responsabilidad, y las tiene todas, como primera munícipe, claro esta excepto, cuando ha tenido que inaugurar algo o asistir a esas comidas que organizan para los y las pensionistas, con claros tintes electoralistas. Rita Barberá es responsable de todo lo que pasa en nuestra ciudad, ella hay que decirlo alto y claro, es la que ha ridiculizado y hundido la imagen de Valencia y de sus ciudadanos y ciudadanas ante España y el resto del mundo. Ella se empeño en poner a nuestra ciudad en el mapa, y por desgracia para los y las que vivimos en ella, lo consiguió, pero en el mapa del ridículo más espantoso. La alcaldesa es la embajadora del despilfarro, la mentira y la sumisión.

Cuando Joan Calabuig, portavoz del Grupo Socialista Municipal, incide en su responsabilidad en el aumento del desempleo en Valencia, ella como es habitual, contesta que no tiene competencias, cuando le recuerda que lideramos, por desgracia, el aumento de la pobreza infantil y la exclusión social, también huye con la misma respuesta: «no es competencia municipal». Pero no puede huir de su culpabilidad en el aumento del desempleo en la ciudad, en la falta de inversión en los barrios, de esos grandes eventos que tanto le gustan y que tan poco han aportado al conjunto de los ciudadanos y ciudadanas (Fórmula I, visita del Papa, Copa Amárica€) ; de la corrupción: caso Noos, aunque este imputado su vicealcalde, del caso Emarsa, del despilfarro en Feria Valencia€ha sido la más sumisa ante los gobiernos del PP (Aznar y Rajoy) a la hora de pedir inversiones en PGE para Valencia, pero si ha sacado pecho ante los gobiernos de Zapatero, que han sido de los que más dinero han aportado en sus legislaturas a nuestra ciudad.

Valencia es hoy una ciudad, por su gestión, de las menos amables del arco mediterráneo, acabó incluso con eventos, que si pusieron a Valencia en los circuitos culturales de Europa y los países mediterráneos (Mostra de Cinema del Mediterrani, Cinema Jove€).
Hay que incidir en el mensaje de su clara responsabilidad, es más, que es la única culpable de las políticas erráticas, que han hecho que Valencia este en ese mapa del ridículo que tanto le gusta. Rita Barberá con su arrogancia, debe cargar con el peso de su culpabilidad, por haber hecho que hoy nuestra Ciudad sea una de las que menos ha avanzado en estos casi 25 años de su mandato, que llegará a su final el próximo 24 de mayo de 2015.

Rafa Sanchis es miembro de la ejecutiva Comarcal del PSPV-PSOE de Valencia
Publicado en levante-emv el 12 de diciembre de 2014

IMG_3921.JPG

IMG_3695.JPG