El Rey Felipe VI ha encargado a Pedro Sánchez la tarea de formar gobierno. Nuestra respuesta es sí. Estamos dispuestos a asumir nuestra responsabilidad e intentaremos formar un gobierno del cambio, transversal y progresista.

Un gobierno en el que no cabe el PP. Tenderemos nuestra mano al PP para las cuestiones de Estado, pero creemos que para que haya regeneración política el PP tiene que pasar a la oposición. El PSOE es la alternativa al PP y tenemos la legitimidad de intentar un gobierno sin ellos. 

Tenemos claro que no vamos a gobernar a cualquier precio, nuestro objetivo son las políticas, no se trata de sillones sino de soluciones, antes de nombres van los programas. El con quién dependerá del para qué. 

El resto de partidos debe responder si respalda ese cambio que representa nuestro proyecto progresista y reformista o prefiere un gobierno del PP.

En ese proyecto planteamos grandes acuerdos para resolver los cuatro retos que tiene España: la desigualdad, la falta de oportunidades, la falta de confianza en las instituciones y la crisis de convivencia en Cataluña. 

Le decimos al resto de fuerzas del cambio que tras la mayoría absoluta del PP no se puede responder con otro frente, sino con nuevas políticas, nuevos liderazgos y nuevas fórmulas. El cambio no es patrimonio de ningún partido político, sino de millones de españoles/as que han votado a diferentes opciones políticas. Dejemos de hablar de vetos y hablemos de lo que somos capaces de hacer unidos. 

El cambio está más cerca, la esperanza de un futuro mejor está más viva. Vamos a trabajar para conseguirlo