Intervención de Adela Magalló en el Comité Nacional del PSPV-PSOE

Buenas tardes compañeras y compañeros:

Vais a permitir que mi intervención tenga  un matiz más orgánico, ya que en breves fechas tendremos el Congreso Federal del PSOE y a posteriori nuestro Congreso Nacional del PSPV, congreso que después de mucho tiempo, 20 años, vamos al mismo  teniendo la Presidencia de la Generalitat, la Presidencia de la Diputación de Valencia y muchas Alcaldías, concejales y concejalas en gobiernos municipales de progreso.

Nuestro  compromiso como Federación tiene, mejor dicho, tenemos la obligación de aportar, construir y ser parte importante del discurso del PSOE, discurso que debe de ser, para las próximas décadas. Este es un Congreso Federal importante, ya que de el deben salir las propuestas socialistas para las próximas generaciones, pero sobre todo debe salir, el relato que el PSOE tiene la obligación  de ofrecer a la sociedad, ese relato del que ahora carecemos.

No hay que olvidar que somos la segunda Federación del PSOE y es nuestra obligación, como he citado antes, aportar, exigir y actuar con  “peso” propio y que nos escuchen y acepten nuestras propuestas y demandas, tenemos mucho que decir al conjunto del PSOE.

Una de las acciones que los y las socialistas valencianos  tendremos que hacer en todo este proceso Orgánico en el que entramos, deberá ser nuestra contribución a que el PSOE, salga reforzado  y unido. 

Tenemos que hacer valer nuestro “peso” como federación, para que se acaben los frentismos interesados y  que el único interés de todas y todos los que formamos esta organización, sea volver a recuperar un PSOE fuerte para recuperar el Gobierno de la Nación y mantener y sumar más gobiernos autonómicos y alcaldías en las próximas contiendas electorales.  No están lejanas en el tiempo.

Somos un Partido municipalista, no lo olvidemos, por esa razón y para que haya una  mayor coordinación, estrategia y colaboración entre entes municipales, donde tenemos Alcaldes y Alcaldesas, una de las demandas deberá ser, volver a nuestra estructura orgánica, que nunca debimos abandonar: las Comarcas. Por las razones antes expuestas y porqué nuestra distribución territorial histórica han sido las Comarcas, nunca las provincias. Por cierto  la estructura provincial  no ha servido para dinamizar el Partido en las mismas.
    
Se abren nuevos tiempos donde deberá haber más participación y protagonismo de la militancia,  pero con un nuevo concepto de lo que debe de ser militar en el Partido, pasando a ser más activistas sociales y un poco menos militantes “orgánicos”…las elecciones las ganaremos si dejamos de mirarnos nuestro ombligo y empezamos, sí, empezamos a participar como socialistas del entramado social, participar siendo parte muy activa.

Todos estos procesos orgánicos a todos los niveles, no tienen otro fin, que preparar el Partido  para el año 2019, que será la primera cita electoral, que parece lejana, pero esta a 2 años vista, tener “tensión electoral”,  no interna, sino externa, que es la que nos da tener las estrategias claras para ganar los gobiernos, gobiernos que los socialistas utilizamos, para transformar la sociedad. 
La sociedad nos esta esperando.


Gracias.