Antes de fin de año todas las estructuras organizativas del PSOE estarán definidas, claras y en funcionamiento. Tras el debate interno, toca prepararse para ganar.

Las próximas elecciones municipales y autonómicas serán en mayo de 2019 y toda nuestra energía debe centrarse, sin duda y de manera absolutamente prioritaria en la acción electoral.

Es tiempo de articular esfuerzos, intercambiar experiencias de éxito, poner en valor nuestras políticas realizadas,  fomentar gobiernos, organizar agendas institucionales y liderar iniciativas que nos lleven a ganar en pueblos, ciudades y Generalitat.

Prepararse para ganar es ser el partido más votado: El que consiga la máxima confianza de la ciudadanía. Hemos demostrado el cambio con nuestras políticas, acciones y formas. Ahora hay que consolidarse y prepararse para ganar el 2019.