Tribunales, política judicializada, hilera de corrupción… y mientras tanto, los ciudadanos esperamos la política. Proyectos de país claros, que no sean una suma de aportaciones, improvisaciones del momento, ocurrencias o titulares de prensa: Porque la suma de muchas cosas no hace necesariamente un todo. ¿alguien se dará cuenta de que esto no va de tertulias ni análisis de plató de televisión?

Es urgente ofrecer coordinada, concreta y estructurada una clara perspectiva de futuro, imaginar, priorizar, dar esperanzas e ilusión en un mundo dinámico, cada vez más cambiante. Sentimos más que pensamos. Proyectar un modelo, una idea global de sociedad. De esto no se habla. Seguimos bajo los titulares y la agenda mediática del telediario del dia condicionada por las encuestas, esas que ya no se cree nadie.

No es tiempo ya de debates internos, procesos eternos y direcciones resueltas. Es hora de proyectar futuro, de diseñar e imaginar una sociedad que dé perspectivas a los jóvenes, tranquilidad a los mayores y seguridad y futuro al conjunto de sociedad.

Para eso necesitamos un modelo de país claro, explicable donde todas las cuestiones que inquietan al ciudadano tengan una perspectiva, sin olvidar la gestión de las necesidades más inmediatas.

El gobierno de la Generalitat Valenciana trabaja en modelos globales para configurar una sociedad Valenciana que se abra y despierte y se anticipe a la próxima década. Un plan de movilidad, de infraestructuras global, de turismo sostenible…una sociedad Valenciana moderna de vanguardia que olvide de una vez por todas sus hipotecas corruptas y presente liderazgo claro en España y en Europa.

Es hora de hablarle a la gente a la cara con ideas claras, sin ocurrencias de última hora, ni argumentarios sociológicos que se interpretan según el momento.

Es hora de liderar, de proyectar y de volver a la calle a hablar de los problemas, de las necesidades y de las perspectivas. Si No, pasará como en Italia donde los mismos nacionales dicen “Italia funciona a pesar de sus políticos”. Es nuestra obligación como partido de gobierno y nuestra responsabilidad. Este tren no lo podemos perder.