València, 28 abr (EFE).- La instalación de paneles solares en las cubiertas de los talleres de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha permitido la producción de 2.701.385 kilowatios hora (kwh) durante 2017 y el ahorro de 770 toneladas de CO2 en emisiones a la atmósfera.

Según ha informado FGV en un comunicado, del total de la energía generada, 1.744.189 kilowatios pertenecen a las instalaciones de Metrovalencia y 957.196 a las del TRAM d’Alacant.

FGV, de acuerdo con su Declaración de Sostenibilidad, que fija la optimización de los consumos energéticos y el compromiso de emplear energía renovable para disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera, acabó de instalar en septiembre de 2008 un total de 10.400 paneles solares fotovoltaicos en las cubiertas de los talleres de la empresa, situados en Valencia (Machado, Tarongers y València Sud) y Alicante (El Campello), que se conectaron y comenzaron a producir energía en el mes de octubre.

Dicha instalación se realizó sobre una superficie de 18.000 metros cuadrados, lo que supone la mayor instalación de placas fotovoltaicas situadas en cubiertas industriales en la Comunitat Valenciana y una de las mayores de España de carácter público.

La instalación de València Sud ha producido 724.548 kwh, la de El Campello 957.196, la de Machado 540.808 y la de Tarongers 478.833 kwh.

lavanguardia.com