Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) completará a lo largo de este año los trabajos previstos para mejorar y modernizar el interior, así como las condiciones de accesibilidad, de ocho tranvías más de la serie 3800 de la red Metrovalencia.

Las actuaciones permitirán continuar con el proceso de renovación de los vehículos que llevan en servicio desde 1994, y que afectará a elementos mecánicos, de confort, la información al viajero y la accesibilidad.

FGV ha terminado los trabajos de mejora en diez tranvías de las 25 unidades que se engloban en esta serie, y durante el 2018 completará los de otros ocho vehículos, mientras que la empresa pública espera concluir en 2019 el proceso de renovación de toda la flota.

También ha previsto la renovación de los revestimientos, techos y piso de los tranvías, además de las barras de agarre y sujeción; la limpieza del interior y la adaptación en materia de accesibilidad.

En la misma línea, se incorporarán nuevos elementos de información al viajero, como teleindicadores, mejoras en la megafonía y cámaras de videovigilancia.