Soy consciente que Jorge Rodríguez, previos acuerdos pertinentes, accedió a la Diputación de Valencia en una situación muy complicada generada por los gobiernos estúpidos y corruptos del PP.

Pero también soy consciente de sus palabras el dia que tomó posesión de su cargo de Presidente de la Dipuacion y, más aún, soy consciente de lo que significa esta realidad para el proyecto de gobierno socialista de Pedro Sánchez, máxime siendo, además, portavoz de la ejecutiva del PSPV-PSOE dirigida por el President Ximo Puig.

Por todo, para todo y por el bien de todas y todos, y del proyecto socialista en las instituciones, el Gobierno de España y la imagen y crédito publico de todos y todas los responsables públicos en sus Ayuntamientos, Jorge Rodríguez debe ya dimitir como Presidente de la Diputación de Valencia y como alcalde de su pueblo de Ontinyent. Y todo cuanto antes mejor.

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez ha de ser real, leal y ejemplo en todo el territorio nacional. Y si Jorge Rodríguez lo hizo mal, pues mal está. Para el y para el resto.

Nuevos tiempos. Nuevas formas. Nuevas actitudes. Que nadie ponga obstáculos a la esperanza.