Estoy contento. Igual no todo lo que debería de estar, pero muy contento con el gobierno socialista de Pedro Sánchez. No por sus miembros, con capacidad probada y superada, si no por su acción e iniciativa política.

Se plantean políticas con miras de Estado con perspectiva al año 2030 para una España más igual, más unida, más progresistas, más feminista y más europeísta. Sólo se ve enfrente una pataleta de niños de papá mal criados cuyo único objetivo es que (aparentemente) se convoquen elecciones generales. Ejercicio de cruel cinismo y burla chabacana , porque ni ellos mismos las quieren… Y lo saben…

Acciones para la sanidad universal, recuperar los recortes en educación con más y mejores becas a los estudios, ejercicio efectivo de la ley de memoria histórica, vertebración del territorio con una nueva política de movilidad y accesibilidad al transporte público, una nueva concepción de la vivienda aplicando la Constitución, apuesta necesaria por el cambio de modelo energético, apuesta por la innovación, eliminación de los aforamientos…. En fin, acciones que me hacen sentir contento y orgulloso del gobierno socialista de hoy y del que apunta para mañana.

Veo reflejado lo que tantas veces he escrito y reflexionado en mis intervenciones públicas: apuesta por la vertebración y defensa del Territorio, el Talento y la Tolerancia. Las famosas tres “T” de Richard Florida y que hice mías desde mi primer Congreso en el 2008

En frente, cantos de sirenas, pataletas, abrazos a Aznar, centralizaciones, cortinas de humo…la derecha se ha desfigurado. Y por derecha hablo de PP (por supuesto) y de Ciudadanos (por supuesto)…

Es el tiempo de las y los socialistas, pero no como parte, si no en la reflexión del todo, como parte del todo. Como actores presentes de un futuro que estamos protagonizando contra todo pronóstico para escribir juntos el futuro de España.

En unos meses, tendremos elecciones municipales y autonómicas. Cuántos amigos y amigas han tenido el honor y la responsabilidad de ser alcaldes y alcaldesas se sus pueblos y ciudades… Hoy con acuerdos, mañana con esfuerzo y trabajo de toda la organización, con sobrado apoyo electoral para llevar a cabo nuestras políticas. Estaré para ayudarles, sin ninguna duda, para que sean el reflejo de la acción del gobierno de Pedro Sánchez, la acción del PSOE. En fin, de nuestra acción conjunta de Partido.

Que nadie se equivoque: No se puede pedir más, ni esperar menos de 100 días de orgullo de gobierno socialista. Pero no por el hecho de tener la Presidencia del Gobierno, si no por ver, comprobar y contrastar que otra manera de ser es posible y otra manera de actuar es necesaria.

Tenemos razones para confiar en nuestro gobierno y con trabajo, sin confianzas, con todo esfuerzo que está organización tiene, razones para confiar y ganar el 2019.

Apostemos fuerte. Yo lo voy a hacer. Y ya me conocéis. Tenemos razones de sobra para confiar y para ganar.