“La accesibilidad universal es la cualidad que tiene o se confiere a los entornos, en los que se puede disfrutar de bienes y servicios con el fin de hacerlos adecuados a la capacidades, necesidades y expectativas de todos los potenciales usuarios independientemente de su edad, sexo, origen cultural o grado de capacidad”

La accesibilidad universal es el grado en el que todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus
capacidades técnicas, cognitivas o físicas. Es indispensable e imprescindible, ya que
se trata de una condición necesaria para la participación de todas las personas independientemente de las posibles limitaciones funcionales que puedan tener.

Para promover la accesibilidad se hace uso de ciertas facilidades que ayudan a salvar los obstáculos o barreras de accesibilidad del entorno, consiguiendo que estas personas realicen la misma acción que pudiera llevar a cabo una persona sin
ningún tipo de discapacidad. Estas facilidades son las llamadas ayudas técnicas, donde hoy han cobrado especial relevancia las aplicaciones tecnológicas.

Considerando «Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad»a accesibilidad es un derecho que implica la real posibilidad de una persona de
ingresar, transitar y permanecer en un lugar, de manera segura, confortable y autónoma. Ello implica que las barreras de entorno físico deben ser suprimidas.

Pero toda inversión en accesibilidad universal supone un aumento exponencial de la calidad de vida de toda la ciudadanía y, en general al conseguir, una ciudad más
amable, cómoda y sencilla para todos, que proteja y priorice la dignidad de las personas.

La accesibilidad universal no sólo hace referencia a la discapacidad física, sino también a la discapacidad sensorial, intelectual, cognitiva y del desarrollo, por lo
que instituciones y empresas tienen que desarrollar las acciones necesarias para garantizar
el mayor y mejor uso de los servicios e instalaciones municipales,
aumentando así la calidad y comodidad de la ciudad para todo el mundo.

En este sentido se ha manifestado la Confederación de Asociaciones Vecinales y de Consumidores de la Comunitat Valenciana CAVE-COVA en la presentación de sus
80 propuestas 2019-2023 “BLOQUE 1. CIUDADES Y PUEBLOS POR LA COHESION SOCIAL, que las “ciudades y pueblos con movilidad accesibles, refiriéndose en su punto 2 y 3 al diseño del espacio público urbano y desarrollo de programas de eliminación de barreras arquitectónicas o de cualquier tipo. Y específicamente establece en su punto 4 que “hay que pasar de la estrategia de la movilidad a la
estrategia de la accesibilidad”.

El informe presentado por la Confederación de asociaciones vecinales y de consumidores de la Comunitat Valenciana CAVE-COVA en sus 80 propuestas presentadas para 2019-2023 considera que
nuestro modelo de sociedad se caracteriza por:

Un diseño de pueblos y ciudades para las personas. La ciudad la forman las personas y a ellas deben estar dirigidas las políticas. Por tanto, queremos unas ciudades donde las personas seanmás iguales en derechos y en deberes, donde
se cumpla el principio de igualdad de oportunidades, donde la ciudadanía sea libre, solidaria, tolerante, donde se respeten los derechos humanos y donde la honradez se ponga a prueba de cualquier tentación.

-Ciudades y pueblos física y socialmente accesibles. Las ciudades deben configurarse accesibles a todo: a las personas que vienen de fuera en busca de una vida mejor, a las personas con discapacidades que buscan el discurrir por la
ciudad sin obstáculos y a las personas que quieren vivir en un ambiente sano y saludable.

-Ciudades y pueblos vertebrados. El reparto equilibrado de infraestructuras
sociales, culturales y de servicios básicos y la accesibilidad a los mismos contribuye a la cohesión de la ciudad y de los pueblos y, por ende, a la calidad de vida de sus habitantes.”